Una vez más y tras semanas de denuncias, los buitres vuelven a atacar al ganado vivo para alimentarse. En esta ocasión, las rapaces han matado a una vaca y su becerro en Villares de Yeltes, de la comarca de Vitigudino (Salamanca).

Los hechos ocurrieron el lunes 3 por la tarde, cuando los dueños de esta explotación en extensivo acudieron a la finca para atender a las reses y observaron una imagen cada vez más habitual entre los ganaderos: una bandada de buitres sobrevolaba la zona mientras que muchos de ellos se hacinaban sobre las reses. “Es muy impactante verlo. Habían unos 100 buitres e impresiona mucho”, han asegurado.

“Es tan desagradable que el primer instinto es espantarlos con el claxon del coche o cualquier cosa que haga ruido para que se vayan de allí”, lamentaron los ganaderos quienes aseguran que “la vaca estaba en perfecto estado y era joven, de nueve años”. El ejemplar estaba de parto y los buitres le atacaron en las ubres y placenta saldándose así con su vida y la del becerro que estaba naciendo en ese momento. “Tenemos unas 45 madres en la explotación y todas estaban muy asustadas. Es normal, muchas veces los ves por allí y temes que te puedan atacar”.

Desde la organización agraria ASAJA Salamanca se insiste en que esta situación no se debe eludir y se vuelve a solicitar que se contemple el sistema de muladares en los hábitats de buitres y se compense a los ganaderos por los daños ocasionados.

cabe recordar que otra bandada de buitres atacó este martes 27 por la mañana a un rebaño que se encontraba en la localidad de Guadapero, Serradilla, perteneciente a la comarca de Ciudad Rodrigo. El resultado fueron 14 ovejas muertas y 10 heridas, “más las que morirán en los próximos días”, según el afectado Juan Carlos López.