Una vez finalizado el plazo fijado para la remisión de candidaturas, la Consellería de Medio Rural de la Xunta de Galicia recibió un total de 82 propuestas para optar a la XII edición de los Premios Agader a las iniciativas de desarrollo rural.

Así, la directora general de la Agencia Gallega de Desarrollo Rural, Inés Santé, presidió la constitución del jurado que analizará y estudiará cada una de las propuestas presentadas en un plazo máximo de cuatro meses. Dicho jurado está compuesto por representantes de las administraciones autonómica y local y de los grupos de desarrollo rural (GDR).

La presente edición batió récord de candidaturas, pues hasta ahora el máximo recibido habían sido 78 propuestas y, en la pasada edición, hubo un total de 66 proyectos. Además, la directora general destacó que hubo un notable incremento respecto de años pasados en las categorías de mujeres (15 iniciativas), juventud (8), recuperación de tierras agrarias (11), turismo (16) e interés social (14). También tuvo muy buena acogida a nueva categoría de paisaje rural (4), sin olvidarnos de la de innovación tecnológica (4) y agroganadera (9).

Entre los criterios de valoración para estos premios Agader estará el hecho de como la iniciativa influyó en la actividad económica del territorio y a la creación del empleo. Asimismo se tendrá en cuenta su grado de sostenibilidad, de innovación y de consolidación. A nivel social, se valorará tanto su contribución a la incorporación e inserción laboral de la mujer en el proyecto, como su grado de implicación en políticas de igualdad. También sumarán puntos aquellas iniciativas que favorezcan la inserción de colectivos o personas desfavorecidas y las que den apoyo social, en general.

Cada uno de los premiados recibirá un diploma y una dotación en metálico de 10.000 euros que el ganador deberá reinvertir en la iniciativa ganadora para realizar mejoras, apostar por la conservación o ejecutar actuaciones complementarias. Mediante estos premios, la Xunta reconoce aquellas iniciativas que contribuyan de manera singular a promocionar el medio rural y a generar una sociedad rural más dinámica y cohesionada, tal y como se explicaba en las bases y en la convocatoria.