La Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, que agrupa sobre todo a conductores autónomos, ha acordado no convocar nuevos paros a la espera de que el Gobierno «cumpla los compromisos» acordados en marzo pasado antes del 30 de junio. El anuncio representa un respiro para el campo, ya que hace unos días toda la cadena agroalimentaria advirtió de que no podrá soportar un nuevo paro.

En una nota difundida este lunes, esta organización explica que en las asambleas provinciales celebradas este domingo un 45% de los transportistas se inclinaron por seguir la negociación con el Gobierno y no convocar nuevos paros, mientras que un 41% votó a favor de reactivar la huelga a partir del 30 de junio y un 14% se abstuvo.

La Plataforma es la organización que convocó los paros del transporte de mercancías del pasado mes de marzo, que mantuvieron durante 20 días y provocaron problemas en las cadenas de suministro y pérdidas al sector agroalimentario, por lo que este anuncio representa un respiro para el campo.

Según explican en el comunicado, el pasado 16 de junio directivos de esta plataforma mantuvieron una reunión en el Ministerio de Transportes en la que no se llegó «a ninguna conclusión positiva» y, posteriormente, recibieron documentación sobre el borrador de lo que será la futura ley del transporte.

Añaden que el resultado de la votación «no debe entenderse bajo ningún concepto como un paso atrás», si no que muestra «la relevancia que la Plataforma se ha ganado en estos últimos meses» y avanzan que el paro puede ser reactivado «en cualquier momento si la negociación no es favorable».

Además, la Plataforma «aprovechará» está vía de negociación para exigir al Ejecutivo «su intervención directa en todas las circunstancias de abuso con los operadores de transporte y con todas las entidades que dañen o perjudiquen a los trabajadores de la carretera».

Mientras se mantienen las negociaciones «nos vamos a presenciar ante aquellos clientes de los transportistas, sean operadores o fábricas, para que directamente cambien su política de precios, plazos de pago y trato a los transportistas y conductores que contraten».

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana asegura que ha cumplido «todos los compromisos» adquiridos hasta el momento con el sector del transporte de mercancías por carretera y estudia aprobar nuevas medidas de apoyo ante el encarecimiento de los carburantes.