Casi suena a un bulo de los que corren por internet, pero lo cierto es que el aviso es más que real. El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha pedido a la ciudadanía que informe de la recepción de envíos postales de sobres con semillas no demandadas y procedentes de terceros países. Solicita a las personas que reciban estos sobres que lo pongan en conocimiento del área de Agricultura de la Delegación del Gobierno correspondiente o de los servicios de Sanidad Vegetal de su comunidad autónoma para proceder a la destrucción del material. Se trata de un problema y una estafa que se ha dectectado ya en varios países de la UE y EEUU.

El ministerio informa de que la introducción de este material sin el correspondiente certificado fitosanitario está prohibida y supone un riesgo tanto desde el punto de vista de la sanidad vegetal -por el peligro de plagas que lo acompañen, como puede ser en el caso de un material con la xylella fastidiosa- como medioambiental -por poder tratarse de especies invasoras-.

Se ha tenido constancia del envío de sobres con semillas no solicitados a particulares, ya que la persona que lo recibe no ha comprado ni solicitado muestras de este material y los envíos se producen aparentemente al azar.

Las autoridades de Alemania, Francia, Irlanda y Países Bajos han informado a la Comisión Europea de estos envíos, que también han sido recibidos en hogares del Reino Unido. Así mismo, en Estados Unidos se han detectado este tipo de envíos.

Esta práctica, denominada brushing, persigue la generación de votos positivos falsos en las ventas por Internet, pues muchas plataformas de venta no permiten la emisión de estos votos si el cliente no ha recibido efectivamente el producto. Las empresas, por tanto, realizan primero el envío y falsifican después el voto del receptor, en este caso, de las semillas.