En un tiempo en el que se habla mucho del Pacto Verde, del reto de apostar por los cultivos ecológicos pero que no se concreta nada de ayuda al sector, el Ayuntamiento de la localidad sevillana de Coria del Río se ha puesto al frente de la estrategia verde marcada por la Comisión Europea y llevará a cabo una medida pionera consistente en la inclusión en las ordenanzas fiscales aprobadas para 2021 de una bonificación a las producciones agrícolas y ganaderas que trabajen en producción ecológica. La iniciativa, en cuestión, consiste en la bonificación del 50% de la cuota íntegra impositiva del IBI rústico para este tipo de explotación ecológica.

La asociación profesional española de la producción ecológica confía en que las administraciones públicas españolas tomen nota de la iniciativa pionera del Ayuntamiento y bonifiquen las prácticas ecológicas en el marco del Pacto Verde Europeo.

Según ha apuntado el presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, “Coria del Río ha dado un paso al frente y ha aprobado una medida que, esperamos, sirva de ejemplo para todas las administraciones públicas españolas. Desde Ecovalia veníamos reclamando medidas como esta, que sirvan de apoyo e impulso para el sector de la producción ecológica, único sistema reglado que se ha demostrado que contribuye notablemente a combatir el cambio climático”.

“La aqpuesta por la explotación ecológica, ahora más que nunca, está en el centro de la mesa en el nuevo Pacto Verde Europeo y son necesarias medidas de apoyo a este sector. La producción ecológica es agronómicamente productiva, económicamente rentable, medioambientalmente necesaria y una respuesta a la salud”.

Tanto la agricultura como la ganadería ecológica son los sistemas de producción más sostenibles, respetan los ciclos biológicos y los tiempos de producción, no utilizan sustancias químicas de síntesis y dan un valor añadido a las producciones, por lo que cumplen con los objetivos fijados por la Comisión Europea.

Barrera concluye que con esta iniciativa “el equipo de Gobierno de Coria del Río y su alcalde, Modesto González, han demostrado tener altura de miras y sensibilidad con el cuidado y respeto al medio ambiente y lo han hecho llevando a cabo una apuesta decidida y ejemplarizante por el fomento de la producción ecológica como es esta bonificación fiscal”.