El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Aragón, Joaquín Olona, ha defendido en el Consejo Consultivo de Política Agrícola que se aumente la ayuda de pagos directos a los agricultores y que así se recoja en el Plan Estratégico Nacional para la aplicación de la reforma de la PAC. «Los agricultores que más dependen de la agricultura y que más contribuyen a su mejora social económica y ambiental cobren más que ahora», ha señalado después de respaldar muchas de las medidas que está presentado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, sobre la próxima PAC.

En este sentido, Olona apoya la estrategia del ministro de que “los pagos directos no son un fondo de compensación interterritorial, sino que es un apoyo a los que más dependen de la agricultura”. “Se trata de abordar por primera vez en la historia la promesa incumplida de la PAC, que no es otra nada más que resolver el problema de la renta de los agricultores que viven de la agricultura” ha recordado el consejero.

Asimismo, el consejero se ha mostrado satisfecho de los avances que se han producido en la negociación y de la influencia de Aragón en la evolución de la reforma. “Muchos de nuestros argumentos están ya recogidos en los Reglamentos y el ministro Planas se ha pronunciado favorablemente con respecto de nuestra propuesta de eliminación de los Derechos Históricos”, ha señalado Olona, quien considera este aspecto fundamental para que “haya una reforma en profundidad de verdad y se traduzca en que los agricultores profesionales consigan incrementar su renta”.

ANDALUCÍA PIDE UN PRESUPUESTO MAYOR PARA LA  PAC O EL ESTABLECIMIENTO DE PRESUPUESTOS COMPENSATORIOS POR PARTE DE BRUSELAS

Por su parte, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha insistido en este Consejo Consultivo en la existencia de un «techo por explotación», de manera que afecte a todas las ayudas que recibe el agricultor, y que «permita ahorrar suficiente dinero como para poner en marcha un pago redistributivo para ayudar a las pequeñas y medianas explotaciones».

Y aunque no  ha entrado de forma directa sobre el reparto de los pagos y los beneficios a los agricultores profesionales, el consejero ha destacado que por lo que se trabaja  es para que los fondos de la PAC “sigan teniendo fuerza” y se orienten a dos cuestiones de relevancia en la región: los profesionales y los jóvenes que quieren incorporarse al sector.

Asimismo, la consejera andaluza de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha recordado en este Consejo Consultivo que el debate europeo sobre la nueva PAC “aún continúa abierto” y ha insistido en la importancia de que el Gobierno español siga apostando por una “diplomacia activa” que sirva para “defender los intereses de los agricultores y ganaderos ante posibles cambios de la PAC que perjudiquen al sector español y, por ende, al andaluz”.

Por ello, rechaza un descenso del 10% de los fondos, que se traduciría en una reducción de alrededor de 5.000 millones de euros para España y de más de 1.200 millones de euros en el caso de Andalucía, por lo que considera “vital” que el Gobierno central “no deje de trabajar” para conseguir un presupuesto mayor para la futura PAC o, en su defecto, el establecimiento de presupuestos compensatorios por parte de Bruselas.

De igual forma, ha solicitado al ministro que reclame en Bruselas una “flexibilidad suficiente” en los Reglamentos europeos “para que todos los pagos directos desacoplados (pago redistributivo, ecoesquemas y regímenes de pequeños agricultores y jóvenes agricultores) se calculen en función de un porcentaje del valor de los derechos de pago básico de cada agricultor”.