La DOP Priego de Córdoba ha asistido este sábado 16 a la presentación del proyecto “Un Nacimiento, Un Olivo” un proyecto común de la Fundación Savia y Almazaras de la Subbética, una de las empresas certificadas por el Consejo Regulador de la DOP Priego de Córdoba.

El proyecto nace con el objetivo de defender los valores en el entorno rural, en el desarrollo social, económico, patrimonial, paisajístico y cultural del mismo y mejorar la calidad de las personas que viven en él, al tiempo que propicia el progreso y la defensa del sector ecológico y promueve la recuperación y conservación de la variedad autóctona de esta denominación de origen, la picuda.

SERÁN OLIVOS PICUDOS AUTÓCTONOS DE LA COMARCA DE LA D.O.P. PRIEGO DE CÓRDOBA, CONTRIBUYENDO ASÍ A LA CONSERVACIÓN DE ESTA VARIEDAD

Así mismo, “Un nacimiento, un olivo” persigue el mantenimiento de una agricultura y ganadería sostenible con la conservación del medio ambiente, al tiempo que refuerza la identidad cultural, la interconexión del conocimiento y la sabiduría, y la autoestima de la sociedad rural.

El proyecto “Un Nacimiento, un olivo” propone una línea de trabajo muy concreta: plantar un olivo picudo por cada nacimiento de niño-niña de sus socios cooperativistas.

Asociar el nacimiento del bebé y la vida de los niños a la plantación de un olivo e implicar a las familias informándoles de sus cuidados y longevidad, permite  crear un vínculo afectivo entre la nueva vida y el crecimiento del árbol.

Los nuevos olivos, que se plantarán en terrenos de olivar propiedad de Almazaras de la Subbética, S.C.A, serán olivos picudos autóctonos de la comarca de la D.O.P. Priego de Córdoba, contribuyendo así a la conservación de esta variedad tan característica de la zona y que últimamente está desapareciendo.