Un joven de 32 años tuvo que ser trasladado al Hospital de Alta Resolución de Alcaudete tras resultar herido grave en el accidente producido este lunes 27 entre un tractor con remolque y un turismo en la  N-432, entre Sabariego y Ventas del Carrizal, según la información aportada desde el servicio de Emergencias 112. El choque entre ambos vehículos tuvo lugar en torno a las once menos veinte de la mañana, hora a la que se alertó del mismo al Centro Coordinador de Emergencias.

Desde este se movilizó a agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local de Alcaudete, así como a profesionales de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (Epes). Fueron los policías locales quienes confirmaron al 112 el traslado al citado hospital de uno de los dos conductores implicados. Además, hubo retenciones en la vía hasta que el tractor con remolque pudo retirarse, dado que el vehículo ocupaba por completo uno de los carriles, según recoge Manu Ibáñez en diariojaen.es.

Investigan a una mujer como presunta autora del robo de más de 2,5 toneladas de mangos

Por otro lado, la Guardia Civil investiga en Salobreña a una mujer de 35 años de edad, con antecedentes policiales, como presunta autora del robo de más de 2,5 toneladas de mangos. La sospechosa ha sido puesta a disposición judicial.

El robo se produjo durante la madrugada del pasado 18 de noviembre en una finca agrícola situada en el paraje Camino del Canal de esa localidad. La ahora investigada cortó parte del vallado de la finca y una vez dentro se apoderó de más de 2.500 kilos de mangos.

Las pesquisas de los agentes del puesto de la Guardia Civil de Salobreña y del equipo Roca de la Guardia Civil de Motril sirvieron para localizar en la finca asaltada un vehículo sospechoso y junto a la valla perimetral un teléfono móvil que resultó ser el de la investigada, quien en el trasiego de los mangos desde los árboles hasta su vehículo lo perdió.

Los guardias han investigado a esta mujer al concluir que era la dueña del teléfono y que utilizó el coche para cometer el robo. No obstante, la Guardia Civil continúa investigando la posible implicación de otras personas en este hecho delictivo.