Un informe de la Comisión Europea desmiente que el Mar Menor esté eutrofizado. Así lo explica el ingeniero agrónomo Pedro Fernández, que recoge los datos del informe de la Comisión Europea sobre el estado de las masas de agua en Europa.

Este informe analiza cada 4 años el estado de las masas de agua, tanto subterráneas, como superficiales y costeras en el marco de la Directiva de Nitratos.

Según los datos y gráficos que se muestran, en el período 2016-2019 —el último analizado—, hay una mejora de los datos cuantitativos con respecto a los años anteriores en lo que a contaminación por nitratos se refiere, según se señala desde la Fundación Ingenio.

«El estado trófico —enriquecimiento de nutrientes, sobre todo nitrógeno y fósforo, en un ecosistema acuático— del Mar Menor ha mejorado con respecto a los periodos de muestreo anteriores», detalla Pedro Fernández.

Según muestran los gráficos, en el período de 2016-2019, que es donde se inician las primeras crisis de fitoplancton, el 100% de los puntos de control oficial determinan, «sin ningún margen de duda, que el Mar Menor no está eutrofizado», revela. Por lo tanto, «la muerte de peces y otras especies no se ha debido a los nitratos», detalla Fernández.

FÓSFORO Y MATERIA ORGÁNICA: MUCHO MÁS CONTAMINANTE

A ese respecto, Fernández asegura que el problema de la contaminación del Mar Menor se debe una ecuación muy compleja donde hay elementos que multiplican y elementos que suman. «Claro que el nitrato tiene que ver, pero es un factor más en la suma, mientras que hay otros elementos mucho más importantes que multiplican como el fósforo y la materia orgánica», asevera.

Además, recuerda que cuando se establecen los criterios de eutrofización por parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se marca el fósforo, clorofila y transparencia, como elementos principales. «No está el nitrato, que por supuesto influye, pero en un orden mucho más pequeño», señala.

En ese sentido, el ingeniero agrónomo recuerda que tanto el fósforo como la materia orgánica proceden de residuos urbanos y de una deficiente red de saneamiento. «Provienen de la actividad urbana como ha quedado reflejado en los informes de seguimiento publicados en el Canal Mar Menor», comenta.

«Establecer estrategias para recuperar el estado ecológico del Mar Menor basadas únicamente en el factor nitrato, será infructuoso, retrasará su resolución en el tiempo además de un coste económico y medioambiental inadmisible» finaliza el ingeniero agrónomo.

Aquí se puede consultar el informe: https://water.jrc.ec.europa.eu/portal/apps/opsdashboard/index.html#/cb6034c2a75e4df282f8a62f90c16caa