El ganadero de ovino jubilado cuyo cadáver fue encontrado este lunes por la mañana en una zona de monte quemada en el incendio forestal declarado en Losacio (Zamora) en la Sierra de la Culebra, en el que también ha perdido la vida un brigadista de los medios de extinción de la Junta de Castilla y León, perdió la vida cuando pastoreaba.

El ganadero de ovino jubilado, nacido en 1952 y natural de Escober de Tábara, salió a pastorear como hacía habitualmente con su rebaño el domingo por la tarde, jornada en la que se declaró el incendio, y desde entonces lo buscaba un hermano suyo preocupado porque le pudiera haber pasado algo, han confirmado a Efe fuentes municipales y de la Guardia Civil de Zamora.

El pastor se debió ver rodeado por las llamas, dada la virulencia y rapidez con la que se extendió el fuego, cuando se encontraba en un paraje situado a unos cuatro kilómetros del casco urbano de Escober de Tábara.

En ese lugar fue encontrado este lunes por la mañana el cuerpo sin vida del ganadero que era buscado desde el domingo, sin que aún se haya determinado, a falta de los resultados de la autopsia si falleció por inhalación de humo, quemaduras o por otras circunstancias.

Es el segundo fallecido en ese fuego, en el que también ha perdido la vida un manguerista de una autobomba, también en el municipio de Ferreruela de Tábara al que pertenece Escober, con dos de sus compañeros que sufrieron quemaduras leves, mientras que un hombre y una mujer que fueron evacuados resultaron heridos al sufrir un accidente de tráfico en San Martín de Tábara.

Además, fuentes municipales han indicado que otro ganadero de vacuno de Sesnández se vio afectado por inhalación de humo tras evacuar su ganado para protegerlo de las llamas, trabajo que le ayudó a realizar una patrulla de la Guardia Civil.

Por su parte, el ministro español de Agricultura, Luis Planas, expresó este lunes su solidaridad con las víctimas, tanto por el ganadero de ovino jubilado como por el brigadista, y las personas que luchan para extinguir los incendios en España.

A su llegada a un Consejo de ministros europeos de Agricultura, al que no pudo asistir la consejera de Extremadura de esa cartera, Begoña García Bernal, como consecuencia de los fuegos en esa comunidad autónoma, Planas aprovechó para expresar solidaridad y «apoyar a los que luchan» y a las víctimas, entre las que recordó al trabajador fallecido en Zamora.

Los incendios que golpean al país de norte a sur, repartidos en varias comunidades (Andalucía, Asturias, Castilla y León, Cataluña, Extremadura y Galicia) están dejando un paisaje desolador, ya que las llamas han devorado cerca de 30.000 hectáreas en solo una semana.