Dentro de los servicios establecidos de forma permanente por la Guardia Civil de Valencia para evitar el robo y comercio ilegal de productos del campo en explotaciones agrícolas y en establecimientos de compra de esta mercancía, la Guardia Civil procedió a la detección de un varón y 45 investigados por los delitos continuados de hurto, apropiación indebida y falsedad documental de de alrededor de 41.000 kg de naranjas.

Como consecuencia de las medidas adoptadas en el Plan nacional contra las sustracciones agrícolas y ganaderas, con el fin de impedir o reducir la actividad delictiva en estos sectores, por parte del Equipo Roca de Sueca se desarrollaron una serie de investigaciones para dar respuesta a la actividad delictiva que se produce en la temporada de recolección de la naranja, entre los meses de noviembre  a junio  , en la comarcas valencianas de La Ribera Alta y Ribera Baja, comprendidas dentro de la denominada “Operación Abdus», según recoge benemeritaaldia.org.

Se inició con la realización de cerca de doscientas inspecciones en establecimientos dedicados a la compra de naranja para la industria, con el objeto de controlar su lícita procedencia del producto comercializado, mediante el análisis de los documentos de acompañamiento y trazabilidad agrarios (D.A.T.A.) entregados, comprobando la veracidad de los datos obrantes en los mismos.

Al mismo tiempo se intensificó la vigilancia de las zonas en las que se ubican las explotaciones agrícolas que han sido o son susceptibles de ser objeto de hurtos, después de haber recabado información a través de las entrevistas realizadas con diversos propietarios y perjudicados de dichos hechos.

Tras examinar exhaustivamente todos los referidos documentos (D.A.T.A.), siendo alrededor de un millar, pertenecientes a las empresas de compra ubicados localidades de comarcas de la Ribera Alta y Baja, se averiguó que de los mismos y  provenientes de diversas ventas realizadas en dichos almacenes, se encontraban falsificados en parte o su totalidad para así de esta manera utilizarlo como medio para poder introducir el producto de una forma lícita en los citados almacenes, sin causar sospecha de los responsables de los mismos.

Como consecuencia de lo anterior se inicia una serie de  investigaciones y seguimientos de las ventas realizadas por las personas encartadas en la presente Operación, con el objeto de averiguar la procedencia de la naranja.

Como resultado de las gestiones practicadas durante el proceso del desarrollo de la operación, se ha procedido a la investigación de cuarenta y cinco (45)  personas tres mujeres y 42 varones de diversas nacionalidades y un detenido de edades comprendidas entre los 20 y 50 años, como presuntos autores de los delitos de Hurto, Apropiación Indebida y Falsedad Documental y se esclarecieron 28 hechos delictivos, en los que se habían sustraído un total de 41.000  kilogramos de naranja, con un valor económico, en el mercado, según estipula la Consellería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de 12.300 €.

El total de kilos sustraídos por estas personas  asciende a más de 41.000 kilos de naranjas, con una valoración en el mercado de alrededor de 12.300 euros. Se han podido esclarecer 28 delitos de estafa.