La Junta de Andalucía creará un comisionado para fiscalizar y coordinar las acciones del ‘Pacto por Doñana‘ que se acordó con el Gobierno central, un órgano que estará integrado por funcionarios de la Administración autonómica y que pretende permitir una «escucha activa» en el territorio, con alcaldes y otras entidades.

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno este lunes a su formulación, aunque ahora habrá que crearlo y ponerlo en marcha. Su principal objetivo será comprobar que los fines marcados en el pacto para salvaguardar Doñana se están cumpliendo «uno a uno».

Un comisionado, cuya creación está incluida en el acuerdo con el Gobierno central, abrirá sus dependencias en la Delegación de la Junta en Huelva, donde cualquier interesado pueda acceder a él.

SERVIRÁ «PARA ESCUCHAR» Y PARA «ATENDER» TODAS LAS NECESIDADES CON EL «ÚNICO OBJETIVO DEL CUMPLIMIENTO ESCRUPULOSO DEL ACUERDO ALCANZADO»

Lo integrarán funcionarios de la Consejería de la Presidencia, de la de Agricultura, de Fomento y de Sostenibilidad, de cuya estructura dependerá.

El portavoz y consejero de Sostenibilidad, Ramón Fernández-Pacheco, ha recordado en rueda de prensa que el plan de ordenación del territorio de 2014 ya planteaba una oficina, pero ahora se le da «más entidad» con la figura del comisionado.

Ha asegurado que servirá «para escuchar» y para «atender» todas las necesidades con el «único objetivo del cumplimiento escrupuloso del acuerdo alcanzado».

Este comisionado fomentará la participación y el diálogo con los ayuntamientos, agentes sociales y medioambientales del territorio representados en el Consejo de Participación de Doñana.

Este órgano tendrá funciones de seguimiento de las iniciativas a implementar en ejecución del protocolo por parte de cualquier Administración Pública, tanto líneas de ayudas como inversiones directas.

Además, coordinará la participación de la Junta en el foro de diálogo que se ponga en marcha para intercambiar información sobre los compromisos de actuaciones de ambas administraciones; sobre la evaluación de las iniciativas y actuaciones que se vayan culminando; y sobre la puesta en común de documentación e información.

También serán funciones del comisionado la interlocución con el Consejo de Participación de Doñana, ayuntamientos y agentes sociales y medioambientales sobre las actuaciones de ejecución del protocolo por parte de la Junta, y la coordinación con la Comisión de Seguimiento y Ejecución del Plan Especial de Ordenación de las zonas de regadío ubicadas al norte de la Corona Forestal de Doñana.

Desde Ecologistas en Acción y WWF han celebrado que vaya a crear un comisionado para fiscalizar las acciones del Acuerdo por Doñana y esperan que desde el mismo se trabaje para restablecer la legalidad en la zona.

Asimismo, han pedido que «rinda cuentas y garantice la participación en el órgano colegiado y denominado Consejo de Participación de Doñana para que éste no se vacíe de contenido ni se priven de sus funciones».