Casi un centenar de agricultores de las provincias de Córdoba y Jaén han cortado esta mañana del miércoles 12 por sorpresa la autovía A-4 a la altura de la localidad cordobesa de Montoro para protestar por los bajos precios del olivar y la crisis de rentabilidad que sufre el sector.

Fuentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil han informado a Efe de que el corte de la vía, de la que se han desmarcado la mayoría de asociaciones agrarias de la provincia, ha tenido lugar sobre las 8.30 horas y se han establecido desvíos alternativos para tratar de garantizar la circulación.

Concretamente, los manifestantes han cerrado la carretera en el kilómetro 356, a la altura de Huertos Familiares entre Montoro y Villa del Río, y se han producido retenciones de vehículos en varios kilómetros.

Hasta el lugar se han traslado una veintena de agentes de la Guardia Civil que han establecido desvíos alternativos por la A-305 por Porcuna y A-306 por El Carpio tras estas acciones por sorpresa.

Las acciones en el campo cordobés por la crisis de precios en el sector estaban previstas para este jueves 13 con una gran concentración en Adamuz y el viernes 14 en Lucena con una tractorada que cortaría la autovía que une Córdoba y Málaga.

Respaldo a una protesta agraria convocada por 50 municipios catalanes y aragones por la fruta

Por otro lado, y dentro de las movilizaciones del campo, el sindicato agrario Unió de Pagesos (UP) se sumará a la movilización para reclamar «medidas urgentes» contra la crisis de la fruta dulce convocada por más de 50 alcaldes de municipios de Lleida y Huesca el próximo viernes, 14 de febrero.

Según han informado desde el sindicato agrario, el Ministerio de Agricultura no ha hecho ninguna propuesta capaz de paliar la «grave crisis» que padece el sector.

UP recuerda que en las últimas semanas ha propuesto medidas para el sector y, pese el consenso con el resto de entidades, consideran que en las presentadas para la fruta dulce «hay algunas que es necesario mejorar».

En este sentido, proponen medidas como la «prioritaria» articulación de una ayuda estatal que financie el capital circulante que necesita la agricultura de la fruta para «poder asumir los costes de producción la próxima campaña».

(Fotos: Twiter David Junquera)