El Ayuntamiento de Marchena se ha hecho cargo de 150 cabezas de ganado caprino, una yegua, cuatro cerdos y dos perros que se encontraban en estado de abandono en una finca de su término municipal tras ingresar su propietario en prisión. Ahora busca un profesional que quiera hacerse cargo de los animales. Guardias civiles del Seprona y agentes de la Policía Local del municipio intervinieron en la inspección del lugar.

El titular de la explotación es vecino de La Puebla de Cazalla (la finca está cerca de esta localidad) y ha entrado en prisión por orden de cumplimiento de condena por lo que ha tenido que abandonarlos, según recoge C. González en sevilla.abc.es.

Según informa la alcaldesa, María del Mar Romero, es el Ayuntamiento el que asume la responsabilidad de todos los animales conforme a la legalidad vigente.

El Ayuntamiento busca a un profesional ganadero y cabrero que tuviera interés en adquirir estos animales para evitar su envío a un matadero

Desde este pasado martes, comenzaron las labores de alimentación del ganado gracias a la colaboración de un vecino de La Puebla, también ganadero, que, voluntariamente, distribuye diariamente el alimento dispensado por el Ayuntamiento, además del agua. Los responsables municipales dieron la orden de compra en una semillería de la zona para la provisión diaria de alimentos necesarios.

Desde el consistorio, solicitarán al Seprona y a la Oficina Comarcal Agraria (OCA), junto al resto de organismos competentes, «la clausura de la explotación ganadera porque no cumple las condiciones mínimas necesarias e incluso hemos encontrado una fosa con animales muertos apilados».

Agentes de esta unidad especial de protección de la naturaleza de la Guardia Civil estuvieron inspeccionando la finca para comprobar el estado de los animales que, en general, es bueno. También pudieron comprobar aquellos que aparecieron muertos en la fosa y las condiciones de la finca.

Un veterinario de la Oficina Comarcal Agraria (OCA) estuvo en la finca e informó que la última verificación del estado de los animales por parte de esta oficina había sido el 4 de marzo.

El Ayuntamiento de Marchena hace un llamamiento a cualquier profesional ganadero y cabrero que tuviera interés en adquirir estos animales para evitar su envío a un matadero, conforme establece la normativa vigente. Para cualquier información, deben acudir a este organismo municipal lo antes posible.

(Foto principal: AionSur)