El 2023 no ha sido precisamente un buen año para el sector cerealista. Los precios de los cereales, como el trigo blando, el maíz o la cebada, han caído hasta un 27% en las lonjas españolas desde enero de este año hasta la actualidad, según han informado este martes a Efeagro fuentes de la patronal de comerciantes mayoristas Accoe.

Después de un 2022 con importantes subidas marcadas por las consecuencias de la guerra en Ucrania, las bajadas de las cotizaciones desde principios de año hasta la última semana cerrada (hasta el pasado viernes 22) han afectado a los siguientes cereales: trigo blando (-27,47 %); trigo duro (-18,7 %); maíz (-26,42 %); cebada (-27,17 %); cebada de malta (-22,72 %) y avena (-6,82 %).

Esa tendencia bajista en las lonjas españolas se ha notado también en estas últimas semanas del año, de forma especial en la variación de los precios semanales en los mercados, donde actualmente apenas hay actividad por las fiestas navideñas, según la misma fuente.

Según los datos de la última semana cerrada, la cotización media del trigo blando en las lonjas españolas es de 247,57 euros/tonelada (-0,49 % respecto a la semana anterior); la del maíz, 235,79 euros/tonelada (-0,21 % semanal); la del trigo duro, 371,25 euros/tonelada (-1,32 %) y la de la cebada se sitúa en 231,54 euros/tonelada (-0,18 %).

Como excepción, la avena ha registrado un leve repunte semanal del 0,26%, hasta alcanzar 312,17 euros/tonelada.