El gobierno de Ucrania ha logrado ya dar salida a un total de 16 barcos cargados con grano a través de la desembocadura del río Danubio y espera resolver en una semana el atasco de buques que se ha producido en la zona. Así lo anunció el ministerio de Infraestructura ucraniano en un comunicado que publica el medio local «Ukrainska Pravda».

Esta capacidad es actualmente insuficiente para reemplazar completamente los puertos marítimos. En junio se logró exportar 2,5 millones de toneladas de productos a través de las rutas existentes, mientras que la necesidad mensual de exportación de dichos productos es de 8 millones de toneladas.

En la nota asegura que en una semana desaparecerán los atascos generados en el delta del río Danubio, en la zona de Bystre, por los buques que tratan de exportar cereales del país, de forma que el grano pueda salir a otros mercados.

Hasta el martes, un total de 16 barcos ya habían pasado por la desembocadura del Bystre para cargar grano ucraniano y, a ese ritmo, se espera que los atascos en el delta del Danubio desaparezcan en un plazo máximo de siete días, reiteró el Ministerio.

Más de 90 barcos esperan actualmente su turno para ingresar en los puertos ucranianos en la zona conocida como el Canal de Sulina y hasta 135 embarcaciones se encuentran en la parte rumana de esa vía fluvial.

El viceministro de Infraestructura ucraniano, Yuriy Vaskov, explicó que actualmente la capacidad y la organización del trabajo en Sulina permite recibir a 4 barcos diarios, pero se podría llegar hasta 8 si es necesario.

«Además, el gobierno (de Kiev) está negociando con colegas rumanos y representantes de la Comisión Europea para aumentar el número de barcos cargados con grano a través del canal Sulina» para dar mayor salida a los barcos con grano.

«Bajo estas condiciones y la disponibilidad de una ruta a través de la desembocadura de Bystre, esperamos que dentro de una semana se elimine la congestión de barcos en la ruta y podamos aumentar la exportación mensual de granos en 500.000 toneladas», subrayó Vaskov.

Además, a petición del Ministerio de Infraestructura de Ucrania, las Fuerzas Navales del Ejército se han unido a la organización del transporte en barcos civiles, lo que permitirá agilizar el proceso.

La agencia «Ukrainska Pravda» recuerda que la flota militar rusa está bloqueando las rutas marítimas que se usan desde los puertos ucranianos en la costa del Mar Negro, lo que hace imposible el transporte seguro de granos a otros países.

Como resultado, los exportadores agrícolas tuvieron que reorientarse hacia puertos fluviales y rutas terrestres, y usar vehículos motorizados y ferrocarriles.

Después de la liberación de la isla Zmiiny (conocida como isla de las Serpientes) en la región de Odesa por parte del ejército ucraniano, se restableció la navegación a través del canal Danubio-Mar Negro, explica la agencia local.

Hasta ahora, los barcos que transportaban carga en los puertos ucranianos del Danubio tenían que utilizar una única ruta de transporte: el canal de Sulina, que se encuentra en el territorio de Rumanía.