La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, tras las primeras previsiones publicadas referentes al aumento del turismo y del gasto de cara a la temporada alta de 2018, considera que es una buena oportunidad para dar a conocer el importante patrimonio cultural, paisajístico y gastronómico que ofrece el medio rural y llama la atención  del Gobierno y las CCAA para que impulsen políticas que ayuden a mejorar la vida de sus ciudadanos, pero también para que los visitantes conozcan y pongan en valor la riqueza del medio rural y potenciar el turismo rural.

Según previsiones del Gobierno, España recibirá 30,4 millones de turistas durante el verano, lo que supone un nuevo máximo histórico para los meses comprendidos entre julio y septiembre.

Unión de Uniones pide que se aproveche que España es el segundo país que más turistas recibe para ofertar también el turismo rural

A pesar de que los récords sigan superándose anualmente, el aumento previsto en 2018 en turistas y gasto, del 2% y del 4%, respectivamente, contrastan con los del verano de 2017, del 8,3%, en el caso de las llegadas, y del 13% en el gasto, produciéndose este año una visible desaceleración.

Con independencia del menor crecimiento en gasto estimado para este verano, la organización confía en que el Gobierno y las CC.AA aproveche que España es el segundo país que más turistas recibe para ofertar también el turismo rural, invirtiendo en infraestructuras y servicios de modo que sirva de complemento al turismo tradicional de sol y playa.

Por otro lado, Unión de Uniones señala cómo la gastronomía se convierte durante estos meses en una fuente de reclamo para el sector turístico y representan también la primera fase de la exportación, ya que los turistas pueden demandar este tipo de alimentos posteriormente en su país de origen.

Asimismo, y teniendo en cuenta, al contrario que en los hogares españoles, se ha producido un importante aumento del consumo de alimentos y bebidas en el canal Hostelería, Restauración y Cafeterías (HORECA) que ha crecido en 2017 hasta 35.094,3 millones €, según el último estudio del Ministerio, por lo que la organización espera que los precios en origen puedan beneficiarse de esta mayor demanda que surge del turismo.