El Gobierno de EE.UU. ha anunciado que el 18 de octubre impondrá aranceles aranceles a la Unión Europea (UE), con mayor peso a cuatro países entre ellos España, tras el fallo de la Organización Mundial del Comercio (OMC), que este miércoles decidió a favor de Washington en una prolongada disputa comercial. En concreto, y tal como se venía anunciando, impondrá aranceles del 25%  al queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva y productos porcinos de origen español, alemán y británico; así como el vino francés y, no es descartable, al español. SE da la circunstancia de que estos mismo productos si son de procedencia italiana o griega, por ejemplo, quedarían exentos del gravamen extra.

“EE.UU. impondrá aranceles aprobados por la OMC a ciertos bienes de la UE a partir del 18 de octubre”, informó en un comunicado el jefe de Comercio Exterior de EE.UU., Robert Lighthizer.

En un esperado fallo, la OMC determinó que Washington puede imponer a la UE sanciones comerciales por valor de 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) anuales, pero la Oficina de Comercio Exterior explicó que, de momento, se impondrán aranceles del 10 % a las aeronaves civiles grandes que el bloque comunitario vende a EE.UU. y del 25 % a ciertos productos agrícolas.

Los países que sentirán el mayor “peso” de los gravámenes serán Francia, Alemania, España y el Reino Unido, los “cuatro países responsables de los subsidios ilegales”, explicó la Oficina de Comercio Exterior.

También se verán afectados los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones de la mayoría de los países de la UE

Entre los productos que se verán afectados y a los que se les impondrá aranceles figura el queso fresco, las aceitunas, el aceite de oliva y productos porcinos de origen español, alemán y británico; así como el vino francés, de acuerdo con una lista distribuida por la Oficina de Comercio Exterior.

También se verán afectados los yogures, la mantequilla, las cerezas y los melocotones de la mayoría de los países de la UE.

La disputa transatlántica en la OMC, que comenzó hace 15 años, podría provocar una guerra arancelaria entre la UE y EE.UU., aunque la Casa Blanca ha dejado la puerta abierta a negociar y ha pedido al organismo comercial que fije una reunión el 14 de octubre para que formalmente autorice los gravámenes estadounidenses.

La OMC determinó que el constructor aeronáutico estadounidense Boeing perdió el equivalente a 7.500 millones de dólares (unos 6.900 millones de euros) en ventas potenciales debido a subsidios ilegales que Gobiernos de la UE dieron a su rival europeo Airbus, otro de los fabricantes de aviones más grande del mundo.

El presidente estadounidense, Donald Trump, consideró este miércoles 3 un “gran triunfo” el fallo de la OMC.

Además, se atribuyó el mérito de esa victoria al asegurar que la OMC quería que el mandatario estuviera “feliz” porque sabe que no es favorable al libre comercio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here