La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha desestimado el recurso de la Comunidad de Castilla y León contra el Real Decreto 4/2014, de 10 de enero, que aprobaba la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico, y que fue publicada en el BOE de 11 de enero de 2014.

COAG Andalucía celebra esta sentencia, que desestima un recurso que pretendía «que se anulasen determinados preceptos del Real Decreto, precisamente aquellos dirigidos a establecer una denominación diferenciada según la raza y la alimentación del animal y a identificarlos debidamente en su etiquetado de cara a los consumidores», según señala la organización, que se personó en la causa.

«la norma DE CALIDAD no es perfecta, pero es importante que aparezca el porcentaje de la raza, porque redunda en una mayor y mejor información»

«La norma no es perfecta, pero supone una mejora importante sobre la legislación anteriormente vigente, que fue causante en parte de la grave crisis sufrida por el sector en los últimos años», ha declarado Enrique Acción, responsable de porcino ibérico de COAG Andalucía.

NORMA DE CALIDAD DEL IBERICO 4«Aspectos como la mejora en la denominación de venta de los productos ibéricos, en el etiquetado y, sobre todo, en los mecanismos de control de su aplicación redundan en beneficio tanto del sector productor como de los consumidores españoles. Para los productores es importante que se valore el manejo y que aparezca el porcentaje de la raza, porque todo ello redunda en una mayor y mejor información. Por ello, decidimos personarnos en el recurso y defender las mejoras introducidas, sin ánimo de provocar ningún conflicto territorial, sino con el único propósito de contribuir al desarrollo de una actividad tan emblemática en nuestro territorio. Estamos contentos con el resultado, porque gana la transparencia y gana el consumidor, que va conociendo el producto y puede elegir mejor aquello que va a adquirir. Y gana el producto estrella, el  jamón de bellota 100% ibérico, el de más calidad, que sale respaldado».

Según RIBER, en 2014 se comercializaron casi 5,3 millones de jamones, según el etiquetado anterior al RD 4/2014, de los cuales unos 270.000 fueron ibéricos puros de bellota (y de ellos 229.206 correspondieron a Andalucía).  Con el etiquetado conforme al RD 4/2014, se comercializaron 11.378 jamones de bellota 100% ibérico, de los cuales 10.548 fueron de Andalucía.

Censo de Animales (2015)
RD 4/2014
Ibérico 100% Bellota Ibérico 100% Cebo Campo Ibérico 100% Cebo Ibérico 75% Bellota Ibérico 75% Cebo Campo Ibérico 75% Cebo Ibérico 50% Bellota Ibérico 50% Cebo Campo Ibérico 50% Cebo
ESPAÑA
172.316 42.636 64.973 77.739 43.152 40.501 187.014 447.654 1.708.683
ANDALUCÍA
108.523 13.200 12.679 36.517 9.885 2.216 63.408 92.310 188.627

Datos RIBER (MAGRAMA)

En 2015, Andalucía contaba con un censo de más de 527.000 cerdos frente a los más de 2.784.000 que supusieron el total nacional. De los 714.412 jamones que se comercializaron en España en 2015 con el RD 4/2014, sólo 193.104 procedían de Andalucía, pero de los 211.727 jamones ibéricos 100% bellota comercializados en España, 188.165 eran de Andalucía. «Esto da idea de la apuesta de esta comunidad autónoma por una producción diferenciada, sostenible y de la máxima calidad, asociada a un ecosistema único, la dehesa», destaca COAG.

para el supremo, «toda la carne que no sea 100% de raza ibérica es un ingrediente distinto y deberá indicarse claramente en el etiquetado”

El Real Decreto imponía la obligación de que en el etiquetado de los productos regulados por esta norma debía indicarse, en un lugar próximo a la denominación del producto y utilizando un tamaño de fuente correspondiente al menos al 75% de la empleada para su denominación, el porcentaje de raza ibérica del animal del que proceda el producto.

NORMA DE CALIDAD DEL IBERICO 3Considera el Tribunal que el Real Decreto “proporciona al consumidor una información esencial para determinar adecuadamente las características del ingrediente principal del producto que espera encontrar al adquirir jamón, paleta o caña de lomo amparados por la denominación de venta de raza ibérica”.

Entiende el Tribunal que, en consecuencia, la norma contribuye a ofrecer al consumidor una información completa, “ya que el consumidor espera encontrar en el producto denominado por tipo racial ibérico el ingrediente carne de cerdo ibérico, y no otro, por lo que cuando sea sustituido por un ingrediente distinto en términos de pureza racial, y toda la carne que no sea 100% de raza ibérica es un ingrediente distinto, deberá indicarse claramente en el etiquetado”.

el jamón ‘pata negra’ sólo podrá utilizarse para designar el producto de «bellota 100% ibérico”, según la sentencia

La Comunidad de Castilla y León también impugnaba el Real Decreto en cuanto a la regulación que hace de la mención Pata Negra, pues según la Norma esta mención era voluntaria pero en caso de utilizarse, quedaba reservada exclusivamente para designar el producto de «bellota 100% ibérico”.

NORMA DE CALIDAD DEL IBERICO 2Para el Tribunal Supremo esta norma no solo no crea confusión, como alegaba la Comunidad de Castilla y León toda vez que “es un hecho notorio que en el acervo de conocimientos del consumidor medio de los productos ibéricos, la denominación de “pata negra” corresponde al producto procedente del tipo racial y alimentación o manejo al que se restringe el uso facultativos de tal mención, y no a otro, y precisamente a la suma de las dos circunstancias y no a una u otra por separado”.

“La mención facultativa cuya previsión se impugna, contribuye a facilitar al consumidor la identificación de un producto de características determinadas por el concepto coloquialmente utilizado, “pata negra” destaca la sentencia del Supremo.

Por todo ello, el Tribunal Supremo desestima el recurso contencioso  administrativo interpuesto por la Comunidad de Castilla y León.