Un nuevo ataque del lobo en la zona de Torrefrades (Zamora) ha dejado tres ovejas muertas y nueve heridas, «de las que cinco o séis se morirán porque están muy tocadas», según ha asegurado el ganadero.

Se da la circunstancia de que este ganadero, Miguel Angel Manzano, todavía no ha cobrado la indemnización de la Junta de Castilla y León tras otro ataque del lobo sufrido en la noche del 30 al 31 de diciembre pasados. «He cobrado lo del seguro, pero eso lo pago yo. Pero de la Junta todavía no hemos visto ni un duro, ni yo ni todos los ganaderos de aquí que han sufrido ataques de lobo» comentaba indignado, según recoge I. Gómez en laopiniondezamora.es.

Por eso, señala que «cuando oyes a los de la Junta que van a pagar los daños en 15 días no se a qué se refieren porque desde diciembre estoy esperando y ahora encima me viene otro ataque».

El ganadero reconoce que se ha encontrado con la «sorpresa» esta mañana del sábado 30 cuando acudía a atender al rebaño de 400 ovejas de raza castellana que se encontraba en dos cortinas de rastrojo. Allí acostumbraba a dejarlas por la noche, sueltas, y con en estos momentos con cierta tranquilidad pues después de un invierno y una primavera de sobresaltos con sucesivos ataques del lobo «llevábamos dos o tres meses muy tranquilos».

(Foto: L.O.Z. laopiniondezamora.es)