Agentes de la Guardia Civil han detenido a tres personas por la sustracción de 23 toneladas de material agrícola en Cartagena. Dos de ellos, empleados de la empresa mercantil perjudicada, simulaban los robos para detraer el material y venderlo en centros de gestión de residuos, alcanzando lo robado los 200.000 euros.

La operación «Rochero» se inició para investigar la denuncia presentada por una empresa del sector agrícola de Cartagena sobre una serie de robos cometidos en los últimos años, que le habían generado grandes pérdidas económicas.

Efectivos del Equipo ROCA contra robos en el campo recabaron de la propia empresa información sobre el material agrícola sustraído, que iba desde envases plásticos pequeños y de gran tonelaje, a palets de madera, cajas de cartón, hierros delimitadores de fincas, así como mangueras y cintas de regadío en rollos.

El tercer detenidos implicado en los hechos es el gerente de una chatarrería como presunto autor de delito de receptación

Las pesquisas practicadas por los investigadores permitieron constatar que dos empleados de la mercantil se encontraban, presuntamente, tras los ilícitos investigados, ya que sustraían grandes cantidades de objetos en las fincas e instalaciones de la mercantil que más tarde vendían en centros de reciclaje o chatarrerías.

De la investigación se desprende que desde principios del 2017 hasta el momento habrían vendido en centros de reciclaje más de 23 toneladas de material agrícola que, en algún caso, trasladaron en camiones de la propia mercantil perjudicada, mientras simulaban la comisión de robos para desviar la atención.

Además los agentes detectaron, en varios centros de reciclaje ventas de origen dudoso de «big boxes» o envases plásticos de gran tonelaje que se encontraban en perfecto estado de uso, así como mangueras y cintas en rollos, palets de madera y hierros delimitadores de fincas agrícolas que, una vez identificados, han sido recuperados y devueltos a sus legítimos propietarios.

Hubo un tercer detenidos implicado en los hechos como presunto autor de delito de receptación. Se trata del gerente de una chatarrería que, presuntamente y en connivencia con los anteriores, receptaba el material agrícola a sabiendas de que adquiría material de ilícita procedencia.

Los detenidos, españoles, de entre 36 y 53 años y vecinos de Cartagena y de La Unión, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Cartagena.