Está claro que los trasvases del Tajo-Segura sólo provocan enfado entre quienes los envías y quienes los recibe. El último, formalizado este mismo martes 11, ya ha provocado que la nueva consejera de Fomento de Castilla-La Mancha, Agustina García, se ‘estrene’ en el cargo presentado un recurso contra dicho trasvase, mientras que desde Asaja Alicante se critica que el Ministerio “haya cogido la mala costumbre” de realizar trasvases mensuales que son “migajas” para la agricultura.

La consejera ha avanzado que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a recurrir el nuevo trasvase de 15 hectómetros cúbicos del Tajo al Segura, autorizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y publicado en el BOE por situación hidrológica excepcional.

“Le decimos a la ministra que excepcional es la situación del río Tajo a su paso por Talavera y a su paso por Toledo»

Agustina García, que ha informado sobre esta nueva decisión del Ejecutivo autonómico en la rueda de prensa durante el receso del Consejo de Gobierno, ha mostrado el malestar del Gobierno de Castilla-la Mancha ante este nuevo trasvase pues, como ha recordado, ya van 16, tres de ellos triples, señalando que “una vez más vuelven a mirar al agua del Tajo y al agua de nuestra región, sin darse cuenta que con cada gota de agua que se llevan de nuestros ríos, se llevan consigo empleo, desarrollo y riqueza para nuestra región”.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha va a luchar contra este nuevo trasvase y vamos a recurrir este nuevo ataque que hemos sufrido a nuestro río”, ha apuntado García, añadiendo que no es de recibo “que el argumento que utiliza el Ministerio es que nos encontramos en una situación excepcional”.

“Desde el Ejecutivo regional le decimos a la ministra que excepcional es la situación del río Tajo a su paso por Talavera y a su paso por Toledo; excepcional es la situación del embalse de Sacedón o la situación en Pareja”. Por tanto, ha asegurado, el Gobierno castellano-manchego va a seguir defendiendo los intereses de la región.

Enfado en Alicante porque solo les llegan «migajas» para las necesidades que tienen

Por su parte, tras la publicación en el BOE de la aprobación de un trasvase de 15 hm3, 7,5 para uso doméstico y 7,5 para regadío del Tajo al Segura para el mes de abril, ASAJA Alicante lo valora como “un nuevo mazazo y una medida decepcionante”, puesto que este caudal sigue muy por debajo de las necesidades hídricas de la agricultura de nuestra provincia, que tiene un déficit de 200 hectómetros cúbicos anuales.

Y es que, si hasta el momento los trasvases que se estaban realizando eran “totalmente insuficientes” para mantener el sistema productivo del sureste español y regar las hectáreas de árboles leñosos, y se estaban aprobando 20 hectómetros mensuales, de los cuales se destinaban 12,5 a regadío, la aportación del mes de abril es totalmente inadmisible en un momento en el que comienzan las plantaciones de los cultivos de verano y ya hay pocas perspectivas de que llueva.

“El trasvase de 7,5 hectómetros para el mes de abril es una auténtica vergüenza. Parece que el Ministerio se ha instaurado la mala costumbre de efectuar trasvases mensuales automáticos que solo son migajas para la agricultura de la provincia y el sureste español. Estas aportaciones siguen muy por debajo de las necesidades hídricas.”, denuncia el presidente de Jóvenes Agricultores ASAJA Alicante, Eladio Aniorte.

Desde ASAJA advierten del hecho de que haber tenido un invierno lluvioso no significa que se haya terminado con la sequía. “Los agricultores llevan prácticamente todo el invierno sin regar gracias a las lluvias. Pero de las últimas precipitaciones ha pasado ya casi un mes y las altas temperaturas que se están empezando a registrar provocan que los cultivos de verano necesiten riegos generosos a partir de ahora. Además, tampoco entendemos por qué desde la Confederación Hidrográfica del Segura no se está facilitando aportes de agua. No podemos seguir pendientes de trasvases con “cuentagotas” porque nos están ocasionando un daño profesional y moral irreparable que impide el crecimiento de nuestras empresas”, lamenta Aniorte.