Los lobos siguen haciendo estragos en la provincia de Ávila. Ya han matado nueve terneros en una misma explotación ganadera del término municipal de Tornadizos en lo que va de año y en las últimas horas un nuevo animal ha sido literalmente destrozado por los cánidos.

Por ello, la Alianza UPA-COAG de Ávila califica como «insoportable la situación que se vive en esta localidad, puesto que ninguna economía familiar puede asumir que constantemente su patrimonio se vea dañado y que vea cómo se le destroza por ataques de este tipo».

En este sentido, la organización exige a la Junta de Castilla y León actuaciones urgentes y extraordinarias, puesto que no se puede aguantar durante mucho más tiempo esta situación. “Resulta lamentable que en un contexto de enorme incremento de ataques de lobos en la provincia de Ávila seamos víctimas no solo de los animales salvajes sino además de las últimas decisiones judiciales”, denuncia la Alianza UPA-COAG.

consideran un despropósito que las administraciones competentes «con sus tibias actuaciones y los propios responsables de la justicia»

La anulación del Plan de Gestión del Lobo unido a la prohibición de cazar que hemos conocido en las últimas fechas está provocando un daño irreparable a los productores que viven y dedican su esfuerzo profesional en el medio rural.

La Alianza UPA-COAG considera un despropósito que las administraciones competentes «con sus tibias actuaciones y los propios responsables de la justicia de nuestro país y región no atiendan a quienes estén en peligro de extinción, que son las personas que habitan las zonas de sierra y montaña».

De esta forma, insisten en que «la protección ilimitada y extrema de la fauna salvaje está provocando plagas y graves problemas sociales, económicos y sanitarios que sorprendentemente siguen siendo secundarios para el colectivo político y judicial, tal y como se desprende de las actuaciones que a diario sufrimos quienes vivimos y realizamos nuestra actividad profesional en el medio rural».