El día 22 de junio se confirmó un segundo caso de virus de Influenza Aviar de Alta Patogenicidad H5N1 en el municipio de Fuentes de Nava, tras un primer hallazgo de una cigüeña que se halló en la Laguna de la Nava, según ha informado Asaja Palencia. Este caso ha debido ser confirmado por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, que es el elegido como centro de referencia nacional para esta enfermedad.

La zona de La Nava está catalogada como zona de especial riesgo desde 2006 y el anterior caso conocido data del 11 de enero de 2017, habiéndose creado los registros del MAPA en el año 2003, por eso ha sorprendido que haya un segundo caso.

Este año se han detectado 31 casos en aves de corral, tres de ellos en Castilla y León (dos en Valladolid y uno en Segovia) y el resto en Huelva y Sevilla. En el caso de las aves silvestres han sido 57 las aves detectadas con este virus en 21 provincias españolas. Cuando es detectado un caso en aves de corral se sacrifican los animales de toda la explotación por lo que este virus es muy peligroso para las granjas avícolas.

El ministerio ha recordado que, aunque no hay constancia de que el H5N1 tenga capacidad de producir una zoonosis, transmitiéndose a los humanos, se recomienda minimizar el contacto con aves que tengan síntomas de la enfermedad o se hallen muertas. También recuerda que la carne, huevos o productos derivados de animales enfermos no pueden transmitir el virus al hombre, por lo que en ese sentido no debe crearse ningún tipo de alarma ante la gripe aviar.

Cabe recordar que en declaraciones a Efeagro, el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha señalado que este año la gripe aviar ha tenido «características particulares» y por primera vez se ha registrado en la península Ibérica con un número de focos «muy superior a los de antes».