La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha destacado este miércoles 19, que la transición hacia un futuro sostenible, consistente con cero emisiones netas, ofrece una oportunidad oportunidad estratégica al sector financiero para reconectar su actividad con las necesidades de la economía real, a la vez que se asegura su viabilidad en el medio y el largo plazo. Y una de las medidas que el Gobierno contempla es la emisión por parte del Tesoro de bonos verdes.

En su discurso durante la inauguración Biscay ESG Global Summit sobre inversión responsable, celebrado en Bilbao, Ribera también ha señalado que este proceso requiere de impulso político y que este que debe venir de la mano de un aumento de escala en la financiación sostenible.

La titular de Transición Ecológica ha defendido el trabajo del Gobierno de España por alinear la normativa española para la promoción de finanzas sostenibles con la de otros países pioneros en este proceso y ha apostado por la elaboración de una Agenda Estratégica de Finanzas Sostenibles.

La ministra contempla financiar parte de la inversión pública es la emisión por parte del Tesoro de bonos verdes

De igual modo, considera necesario avanzar en el Plan de Acción de Finanzas Sostenibles de la Unión Europea (UE). En este sentido, Ribera ha recordado que ayer se dio a conocer el informe del grupo de trabajo europeo que ha desarrollado los principios de una taxonomía “que nos permita saber de qué hablamos cuando nos referimos a finanzas sostenibles”.

En su opinión, en un contexto en el que todavía se está lejos de cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, la Unión Europea puede jugar un papel clave: “Este 2019 es el año de elevar la ambición climática. En los próximos días se debatirá por qué Europa debe aspirar a la neutralidad climática en 2050 y cómo ser en definitiva más ambiciosos a medio y largo plazo. Los objetivos a 2030 se han quedado desfasados”, ha afirmado.

La ministra en funciones ha destacado que los próximos quince años van a suponer “un momento clave” en la historia económica y una oportunidad estratégica para el sector financiero. Se esperan inversiones de unos 90 trillones de dólares americanos de aquí a 2030 en infraestructuras a nivel global.

En España, según ha explicado, el Marco Estratégico de Energía y Clima –un conjunto de medidas que ha convertido a la transición ecológica en “política de Estado”–, movilizará 236.000 millones de inversión pública y bajo modelos de colaboración público-privada.

Este impulso a la descarbonización de la economía aumentará entre 19.300 y 25.100 millones entre 2021 y 2030 el Producto Interior Bruto, un 1,8% en 2030 respecto a un escenario sin las medidas del Marco; y generará entre 250.00 y 364.000 nuevos empleos de calidad entre 2021 y 2030.

“Una de las medidas que el Gobierno contempla para financiar parte de la inversión pública es la emisión por parte del Tesoro de bonos verdes. Supondrá un impulso para que el sector privado apueste por este instrumento, fundamental para financiar la transición ecológica”, ha indicado.

(Foto: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here