Los datos de consumo y exportaciones de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), y las estimaciones de cosecha de aceite a nivel mundial a la baja por las condiciones climáticas que está atravesando el Mediterráneo, hacen prever una estabilidad con tendencia al alza de precios del aceite de oliva.

Tras un análisis profundo por parte de los técnicos de COAG Andalucía, se pone de manifiesto que la producción de aceituna será menor a la del año pasado debido a la sequía y al estrés hídrico que sufre el árbol. Según el último informe del SAIH, las precipitaciones en la cuenca del Guadalquivir han sido desde que comenzó el año hidrológico un 19% menor a la media de los últimos 25 años, y los embalses se encuentran al 31% de su capacidad.

LA REDUCCIÓN EN LA DOTACIÓN DE LOS REGADÍOS EN UN 40% YA ESTÁ PASANDO FACTURA Y MUCHOS SECANOS SE PLANTEAN QUE NI SIQUIERA SE RECOGERÁ

En el conjunto de Andalucía, la situación es heterogénea. En Jaén, Córdoba y Granada la previsión es menor que en el resto de la comunidad, ya que se arrastra la vecería de la campaña anterior, que fue muy alta en cuanto a fruto y baja en rendimiento.

La reducción en la dotación de los regadíos en un 40% ya está pasando factura al cultivo y muchos secanos a estas alturas se está viendo que ni siquiera se recogerán.

Tras sondear las distintas zonas productivas de la provincia de Jaén, la mayor productora del mundo, se nos trasladan unas pérdidas con respecto a la pasada campaña de entre un 30 y un 40% menos de aceituna. Pérdida que en aceite puede ser algo menor en caso de tener rendimientos normales, ya que la pasada campaña se registraron rendimientos excepcionalmente bajos. Unos datos que están condicionados a una “otoñada” temprana ya que en caso contrario las cifras de producción pueden llegar a ser incluso menores.

La información que trasladan los agricultores de Córdoba y Granada es también de reducción de cosecha en un porcentaje menor, y una cosecha similar a la pasada campaña en provincias como Sevilla o Málaga.

En el resto de Europa, especialmente en Italia y Grecia, la situación no es mejor y empieza a ser alarmante. Este último país ha pedido ayuda a la Unión Europea por su reducción de producción, que representa entre el 70 y el 80% de la producción esperada. Las temperaturas excepcionalmente bajas de las heladas de primavera y las olas de calor de mayo y junio, con temperaturas cercanas a los 40 grados, han hecho reducir drásticamente la cantidad del fruto.

En Italia, una de las organizaciones que aglutina a la mayoría de los productores de aceitunas nacionales, Italia Olivicola, ha reiterado la urgente necesidad de buscar una solución inmediata a los efectos negativos que sufre el cultivo debido a la prolongada ausencia de lluvias y el calor abrasador de las últimas semanas, especialmente en las regiones del sur con fuertes vocación olivarera como Puglia, Calabria y Sicilia que ya están sufriendo el dramático estallido de los incendios de verano.

Desde COAG se espera que lleguen pronto las precipitaciones porque, de seguir así la situación, habría una reducción drástica de enlaces de aceite de cara a la próxima campaña.

“BASTA YA DE MENSAJES FALSOS AL SECTOR. CON EL PRECIO POR ENCIMA DE LOS 3 BATIMOS RÉCORD DE EXPORTACIOÓN Y RÉCORD DE MERCADO INTERIOR

Respecto al mercado, según los últimos datos provisionales facilitados por la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA), se mantiene el elevado ritmo de comercialización, con un promedio mensual de unas 140.000 toneladas y un volumen total de 1.318.438 toneladas, que continúan marcando un récord a estas alturas de campaña con salidas de 122.350 toneladas, cuando en estos meses se reducen las ventas.

En este sentido, el responsable de Olivar de COAG Andalucía y secretario general de COAG Jaén, Juan Luis Ávila, ha manifestado que “basta ya de mensajes falsos al sector. Con el precio por encima de los 3 euros estamos batiendo récord de exportaciones y récord de mercado interior. Le pese a quien le pese”.

El mercado interior ha aumentado en un 15%, con un promedio mensual de 48.700 toneladas, al igual que el consumo total que se incrementa un 12 % con respecto a la última campaña y se mantiene un alto ritmo en las exportaciones, con un incremento de 14%, respecto a la campaña anterior, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura.

A fecha de 31 de julio ya se ha vendido toda la producción de la campaña anterior. En los meses que quedan hasta la entrada de nuevos aceites hay que abastecerse de los remanentes del pasado año.

Asimismo, hay que tener en cuenta que las existencias a nivel mundial sólo se encuentran en España, el 90% de ellas en Andalucía, que se convierte en la despensa de aceite a nivel mundial hasta la siguiente campaña.

“Desde COAG queremos mandar un mensaje de tranquilidad al sector y que no nos dejemos llevar por mensajes con un trasfondo especulativo, sino por la realidad de las cifras a las que todo el sector tiene acceso”, ha concluido Ávila.