Unión de Uniones de Castilla-La Mancha, junto con las Plataformas en Defensa de la Agricultura Ecológica, Damnificados por la Plaga de Conejos y Afectados por la ZEPA han convocado para el miércoles 10 de abril próximo una tractorada y manifestación en Toledo, para reivindicar la adopción de un conjunto de medidas que deberían adoptarse en la próxima legislatura para mejorar las condiciones de trabajo de los profesionales del campo y los habitantes de los municipios rurales de la región.

Las propuestas, recogidas en un documento que se ha presentado a las principales fuerzas políticas regionales que concurren a las próximas convocatorias electorales, recogen un amplio abanico de competencias y de áreas, pero todas ellas tienen como eje central al agricultor y ganadero profesional.

Así, se reivindica una PAC más simple y con un reparto de ayudas más equilibrado; medidas destinadas a fortalecer la posición de los productores en la cadena y que obtengan precios más justos; reformas en materia fiscal y de seguridad social o implantación del gasóleo profesional agrícola. Además, se reclaman soluciones para cuestiones que están sin resolver y que son fuente constante de perjuicios para agricultores y ganaderos como los robos en las explotaciones, los daños por fauna salvaje, la sanidad animal, las ayudas a la agricultura ecológica y la supervivencia de la actividad agraria en las áreas protegidas.

Se quejan de los problemas que han impuesto desde la Delegación del Gobierno a la protesta

«Los políticos ya conocen nuestras propuestas, pero ahora, los agricultores y ganaderos tenemos que hacer que las pongan como prioridades en su agenda política», han declarado desde las entidades convocantes de esta tractorada y manifestación, que también han subrayado que las autoridades no lo han puesto fácil. «Hemos solicitado que la tractorada discurriese desde Madridejos y Mora a Toledo por donde menos molestias y riesgos podía causar, que era por la autovía de los viñedos» aclaran «sin embargo, desde Delegación del Gobierno han pensado menos en la seguridad de los ciudadanos y más en restarnos visibilidad a los agricultores y nos mandan por carreteras donde los problemas van a ser mucho mayores para la circulación».

La organización y las plataformas, que tienen preparado el recorrido de la tractorada y manifestación conforme a las instrucciones de la Delegación del Gobierno, están aún estudiando si ese recorrido supone un riesgo que puede ser asumido y han vuelto a presentar otra opción que está pendiente de resolución.

Una vez en Toledo, los manifestantes irán, ya a pie hasta la Consejería de Agricultura y de ahí a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, para entregar su documento reivindicativo.

Los convocantes han expresado que desde la independencia y el compromiso en la defensa de los agricultores y ganaderos «no podíamos hacer otra cosa que convocar la movilización». Las cuestiones que preocupan a los profesionales del sector son tantas y tan graves que «lo incomprensible es el conformismo de otros».

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha y las Plataformas animan a todos los agricultores y ganaderos a no quedarse en la queja inútil en los casinos y las redes sociales y a defender su trabajo, su explotación y su futuro con su participación activa y valiosa en la tractorada y manifestación y convocadas.