La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural  de Castilla y León puso en marcha en el año 2021 la Estrategia de Emprendimiento de la Mujer Rural en los ámbitos agrario y agroalimentario, desarrollada por los 44 Grupos de Acción Local (GAL) de la Comunidad Autónoma. En este mes de octubre se pone fin a los más de dos años de acciones que la Asociación Colectivo para el Desarrollo Rural de Tierra de Campos ha desarrollado en el territorio de actuación del GAL y que se han articulado a través de cinco ejes para cumplir los objetivos marcados por la Consejería.

Orientación laboral, apoyo al emprendimiento, formación específica presencial y la visibilización de mujeres y sus proyectos han sido los pilares principales de la Estrategia; además, de campañas divulgativas en redes sociales y en otros medios de comunicación.

LA ESTRATEGIA DE EMPRENDIMIENTO DE LA MUJER RURAL

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural desarrolla este programa para llegar a las más de 560.000 mujeres que viven en municipios de menos de 20.000 habitantes de la Comunidad Autónoma, ligado al potencial que presenta el sector agrario que, en España según la Encuesta sobre la estructura de las explotaciones agrícolas del año 2016 del INE, determinaba que 1 de cada 3 titulares de explotaciones agrarias eran mujeres. Por lo tanto, este sector presentaba amplias posibilidades de futuro para las mujeres, unido a la digitalización y biodiversidad.

Visibilizar y potenciar la labor de las mujeres en el medio rural, como fijadoras de población y generadoras de riqueza, es importante también para la Consejería, por lo que a través del programa se pretendía facilitar la incorporación de la mujer a la actividad agraria y apoyar su consolidación.

Las actuaciones que se plantearon en la Estrategia 2020-2023, lo hicieron bajo cinco ejes, que se han alineado con los cinco grandes enfoques para mejorar la posición de la mujer en el sector agrario de Castilla y León. Para la consecución de estos ejes se articularon quince objetivos estratégicos relativos a cada campo de actuación concreto, y dentro de estos, varias líneas de actuación medibles que han permitido poner en marcha sobre el terreno los objetivos que han inspirado la Estrategia.

Los cinco grandes ejes que plantearon desde la Consejería fueron la formación, el emprendimiento, la consolidación e impulso, el empoderamiento y liderazgo y, la visibilidad.

Para Javier Paniagua Gutiérrez, gerente del GAL ‘Campos y Torozos’ «La experiencia, el conocimiento y los recursos de los Grupos de Acción Local, como gestores del programa LEADER, han permitido sentar las bases para que se desarrollen nuevas iniciativas que mejoren la empleabilidad, favorezcan el emprendimiento de la mujer en el medio rural y reduzcan la brecha de género» en los ámbitos agrario y agroalimentario.