Un año más Sierra Mágina se prepara para los tratamientos contra la plaga de la mosca del olivo, principal plaga endémica en la comarca, y que causa un importante perjuicio a la calidad de los aceites de oliva elaborados. El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra Mágina y sus entidades inscritas vienen realizando estas actuaciones de control y tratamiento contra dicha plaga de forma colectiva e integrada desde su reconocimiento hace 25 años, con el objetivo de reducir los efectos de su daño, y valorizar así el aceite de calidad de la comarca.

El equipo técnico del Consejo Regulador, siguiendo los protocolos de trabajo para control de plagas de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. ya tiene situadas estaciones de control en la comarca que son visitadas semanalmente, observando la población y picada, para de esta manera, determinar el momento óptimo para la realización de los tratamientos colectivos contra este plaga, a fin de lograr la mayor eficacia con el  aprovechamiento máximo de los insecticidas.

Por segundo año consecutivo, el tratamientos contra la plaga se realizará de forma terrestre tras los buenos resultados conseguidos el año pasado, y dadas las dificultades para conseguir un producto y resultado efectivo con tratamientos aéreos, por las importantes restricciones a las que se vienen sometiendo en los últimos años que han mermado notablemente su eficacia.

El tratamiento está protocolizado con equipos de localización incorporados a los diferentes tractores que permiten hacer un seguimiento de su trabajo y de las zonas por las que van aplicando en tiempo real. Además, el tratamiento se realiza con cebo, por bandas, utilizando un atrayente para no tener que recorrer todas las hileras de olivar, y poder ser más eficientes en la realización del mismo. Este trabajo lo realizan empresas locales de diferentes municipios de la comarca, por lo que también se genera empleo.

La exigencia en la calidad de los aceites de Sierra Mágina hacen que la lucha contra esta plaga sea una de las prioridades. Esta exigencia se traduce en los excelentes resultados obtenidos en los premios a los AOVEs en la campaña 20/21, donde marcas como Oro de Cánava, Dominus, o La Quinta Esencia han obtenido prestigiosos reconocimientos nacionales e internacionales.