Por unanimidad, las empresas asociadas a ANEO del sector orujero de la provincia de Jaén han decido cerrar las puertas de todos los centros de trabajo de la provincia, el próximo día 30 de enero, en apoyo a la movilización organizada por el sector de aceite de oliva, en protesta por los bajos precios del aceite de oliva.

Los bajos precios de los aceites de oliva no sólo afectan a la rentabilidad de los agricultores, sino a toda la cadena del sector oleícola, llegando hasta las extractoras de aceite de orujo de oliva. Hay que recordar que el precio del aceite de orujo de oliva está ligado al precio del resto de los aceites de oliva, por lo tanto, cuando bajan los demás también baja el aceite de orujo de oliva. Con la situación actual de precios, el aceite de orujo de oliva se encuentran en unos niveles de precio muy por debajo de los costes de producción.

El aceite de oliva, en su conjunto, es la actividad económica que mayor vertebración da al campo de Andaluz y en particular a la provincia de Jaén, por lo que desde ANEO entienden que es más que necesario que se adopten medidas urgentes para que el sector oleícola obtenga un precio adecuado a la calidad del producto y no perjudique al sector orujero.

Como se recordará, los responsables de ASAJA, COAG y UPA, así como de Cooperativas Agro-alimentarias y de Infaoliva se han reunido este viernes 17 para planificar el que será segundo calendario de movilizaciones. Y han acordado dar un paso más para hacer acciones más contundentes. La primera de ellas será el próximo día 30 de enero, y el objetivo será poner freno a la bajada de precios y paralizar la provincia de Jaén echándose a las principales vías de comunicación, eso sí, intentando causar el menor perjuicio a los ciudadanos.