En estos momentos la práctica totalidad del arroz producido en Extremadura la campaña pasada está aún en los almacenes de los agricultores sin vender «debido al intento por parte de los industriales de poner nerviosos a los vendedores y que los mismos se lo entreguen a precios más baratos, según denuncia la Unión de Extremadura, que exige un precio de 474 €/tm, igual que están cobrando por el arroz los agricultores italianos.

La campaña pasada se caracterizó por unos altos costes de producción y de una merma importe de la producción debido a la sequía que padecieron los productores andaluces, con una pérdida de superficie sembrad del 42% y 16.141 hectáreas.

En esta campaña esta disminución de la superficie se va a agravar ya que se va a dejar sin sembrar la totalidad de las 21.000 ha en Extremadura y se seguirá reduciendo la superficie en Andalucía, manteniéndose el cultivo solamente en Cataluña y Valencia.

Con todos estos precedentes se podría pensar que el arroz tendría en estas fechas un precio acorde con los costes de producción, pero no es así y hay una situació de precios más baratos.

De hecho en el cuadro publicado por el Ministerio de Agricultura en el que se aprecia que el precio del arroz está en estos momentos alrededor de los 105 €/tm más bajo que en Italia o Grecia.

La diferencia de precios viene provocada por el régimen de monopolio de compra de arroz que existe en España por parte de la empresa Arrocería Herba, «que manipula los precios, que importa cantidades ingentes de arroz del sudeste asiático y que vulnerando la Ley de la Competencia no permite un libre comercio de este producto en España», según denuncia la organización agraria.

Ante esta situación, la Unión Extremadura exige tanto a la Junta de Extremadura como a los Ministerios de Economía y Hacienda que se cumpla la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia, para que este producto se pague el precio acorde con la Ley de la cadena alimentaria y los mercados internacionales.

Exigimos un precio del arroz de 474 €/tm exactamente igual que están cobrando por el arroz los agricultores italianos.