La vicepresidenta cuarta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado la creación de una bolsa de primer empleo «al estilo erasmus» para que el primer trabajo de los jóvenes al final de su formación académica tenga lugar en pequeños municipios de las zonas rurales.

En un acto en el Senado este lunes, Ribera ha indicado que el primer paquete, con los cien primeros jóvenes que participarán en ese programa, espera que esté activo al final del próximo curso educativo, 2021-2022.

Ribera ha señalado que con este programa, de una bolsa de primer empleo, «al estilo de lo que se ha hecho con el Erasmus en Europa, rompiendo fronteras», pretenden que la oportunidad de las primeras experiencias laborales aporten asimismo «conexión emocional con el territorio».

La nueva bolsa de primer empleo de prácticas está comprendida entre las 130 medidas del plan diseñado por la Comisión Delegada del Gobierno para el Reto Demográfico, aprobado hace dos semanas por el Gobierno y dotado con 10.000 millones de euros para los próximos tres años.

HABRÁ PROGRAMAS DE APOYO AL EMPRENDIMIENTO PARA MUJERES EMPADRONADAS EN ZONAS RURALES O UN IMPULSO A LA UNIVERSIDAD NACIONAL DE EDUCACIÓN A DISTANCIA

Ribera ha participado este lunes en la presentación en el Senado del resultado del «Estudio de percepción de los avances realizados en la España despoblada desde el 31 marzo de 2019«, una encuesta a 200 representantes de la también conocida como España vaciada cuando se cumplen dos años de la masiva manifestación de protesta en Madrid.

La vicepresidenta y ministra de Reto Demográfico ha avanzado durante su intervención otras medidas del plan, como programas de apoyo al emprendimiento para mujeres empadronadas en zonas rurales o un impulso a la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED).

«La manifestación de marzo de 2019 fue sin duda una llamada de atención muy potente, muy poderosa», ha reconocido Ribera, al considerar que hacían «una reclamación tremendamente justa», por lo que el Gobierno ha estado «tomando nota».

Ribera ha sostenido que el desarrollo económico de España «sin dejar en el ángulo muerto del retrovisor» a la población rural no es solo una reivindicación «cantonal», sino que lo contrario sería de una «gran absurdez», pues «lo local se suma al interés público, general, colectivo».

Ha coincidido la presidenta del Senado, Pilar Llop, quien ha apuntado que «sin una política que mire hacia lo rural, hacia la ecología, hacia la tecnología y la modernización del campo,» no podrá ser superado el desafío demográfico.

Manuel Campo Vidal, periodista y presidente de Next Educación, la organización que junto a la Fundación Axa encargó el sondeo presentado, ha agradecido que en los dos últimos años «la voz de la España despoblada» se haya «dejado sentir de manera intensa y constructiva».

Una de las conclusiones del estudio ha sido, según ha dicho, que hay «mayor presencia mediática del problema» y «mayor conciencia de la población» sobre el reto demográfico, «incluso en la España urbana».

«Las tres cuartas partes de los encuestados creen que hoy el medio rural ha recuperado prestigio, ha recuperado protagonismo en la sociedad», ha subrayado Campo Vidal, en referencia al sondeo realizado entre dos centenares de portavoces de entidades representativas de la España despoblada, a la vez que respalda esa bolsa de primer empleo.

En el acto en el Senado han intervenido representantes de los colectivos Soria ¡ya!, Jóvenes de Castilla y León y Teruel Existe y de las federaciones Fademur y Femembalses, así como el presidente de la Diputación orensana, Manuel Baltar; la alcaldesa de Montoro, Ana Romero, y el director del Diario de Teruel, Chema López Juderías, quien ha reclamado «valentía» política ante el reto demográfico.