Pocas veces ha habido tanta unanimidad y satisfacción general en el campo español. El acuerdo alcanzado por un periodo inicial de cuatro meses entre la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para suspender los aranceles que se han aplicado mutuamente por la disputa sobre Boeing y Airbus, y que tanto daño ha hecho a parte del sector agroalimentario español, ha provocado una reacción de agrado en todos los sectores afectados.

Una satisfacción general que se traduce no solo en que se pone fin a una injustica, sino que debe seguir trabajando para que el acuerdo inicial se consolide y dé paso a medidas que ayuden a recuperar y volver a consolidar el mercado de EEUU.

Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, una de las que más ha batallado para poner fin a estos aranceles, se ha mostrado satisfecha y aliviada por esta retirada temporal de aranceles al aceite de oliva y a la aceituna de mesa de origen español. Después de muchos meses en los que ha reiterado su rotunda negativa a unos gravámenes ajenos al sector, la federación considera esta moratoria un avance para que la supresión de estos sea definitiva.

Para el máximo representante del Aceite de Oliva de la federación, Cristóbal Gallego, es un consuelo para los productores y las cooperativas “tener de nuevo libertad de poder llevar nuestro aceite de oliva sin ningún gravamen a un mercado tan importante como es Estados Unidos”. En el último año, las ventas de aceite de oliva envasado de origen español cayeron un 80%, mientras que países como Túnez y Portugal las incrementaron en un 700 y 850%, respectivamente. Por ello, el cooperativismo oleícola trabajará ahora “para recuperar un mercado estratégico como el estadounidense que, con más de 300 millones de habitantes, incrementa anualmente el consumo de una grasa vegetal tan saludable como el aceite de oliva”, sostiene Cristóbal Gallego.

Para COAG Andalucía, se valora que se ponga fin a una situación “muy injusta”, porque los agricultores han sido víctimas en una lucha que para nada tiene que ver con la industria agroalimentaria. Asimismo, Miguel López espera que la situación se consolide “y se alcance cuanto antes a una solución definitiva”, según su secretario general de COAG Andalucía, Miguel López.

Tras destacar que se trata de una “eliminación de unos aranceles que han hecho que este sector haya pagado los platos rotos del sector aeronáutico a nivel de la UE”, para la organización agraria, se recuerda que el mercado de EEUU es importantísimo para el sector de la aceituna de mesa, “es el primer país importador de aceitunas”, donde además se están haciendo importantes campañas de promoción.

Por su parte,  el secretario de Relaciones Internacionales de la organización agraria UPA, José Manuel Roche, también se suma a esta satisfacción general y ha manifestado que es «muy positiva» la decisión de Estados Unidos (EEUU) de suspender los aranceles durante cuatro meses . «Esta situación la valoramos muy positivamente pero esperamos que la suspensión no sea solamente durante los cuatro meses, sino duradera y definitiva, para seguir teniendo buenas relaciones y seguir exportando aceite de oliva, aceituna y vino a EEUU, un mercado muy importante para nosotros», ha declarado Roche a Efeagro.

LA UNIÓ de Llauradors i Ramaders califica como positivo para el sector agrario de la Comunitat Valenciana la suspensión temporal de los aranceles y recuerda que afectaban sobre todo a los cítricos, el aceite de oliva envasado, la carne de porcino, vinos tranquilos envasados (con alcohol inferior a 14º), aceitunas verdes, quesos o conservas de moluscos. Todos ellos productos que se beneficiarán de nuevo en este periodo de cuatro meses que “esperemos sea ya definitivo para un acuerdo”.

Asimismo, aprovecha la coyuntura de satisfacción general para pedirle al Ministerio de Agricultura que negocie un nuevo protocolo de exportación de cítricos a EEUU, porque el actual es duro y cuesta mucho dinero enviar fruta con los condicionantes establecidos..