Tras la última protesta de Sevilla de esta semana pasada y con la propuesta del almacenamiento cada vez más encima de la mesa y cada vez mas cercana, los precios en origen de aceite de oliva reflejaron unas subidas generalizadas respecto a la semana pasada, que han rondado los 50 euros por tonelada, rompiendo la estabilidad marcada en los siete días anteriores, en gran medida porque se ha notado una mayor actividad en el mercado.

Según han indicado fuentes de Oleoestepa, respecto a las cotizaciones, todas las calidades sumaron 50 euros en relación a la semana anterior. En aceite lampante se cerraron operaciones a 2.100 euros por tonelada, en el aceite virgen los precios se sitúan a 2.150 euros y el extra a 2.400 euros por tonelada.

Por su parte, el sistema Poolred, de la Fundación del Olivar (Poolred), también ha reflejado en sus datos las subidas generalizadas en los precios. Los aceites de oliva virgen extra se situaron en la última semana en una media de 2.382 euros (frente a 2.237 euros de la semana anterior), los vírgenes en 2.176 euros (2.112, la anterior) y los lampantes a 2.068 euros por tonelada (2.052 euros, la semana anterior).

Por su parte, según refleja el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en la semana 27, que va del 1 al 7 de julio, se registraron incrementos moderados generalizados en las cotizaciones semanales de los aceites de oliva, excepto en los de orujo crudo y refinado que permanecen estables. Aceite de oliva lampante 1,85%, aceite de oliva refinado 0,38% y aceite Virgen extra 0,39%. Por su parte, el precio del aceite de girasol refinado también incrementa su precio un 0,17%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here