Los precios del maíz y de la cebada subieron y los del resto de los cereales bajaron en los mercados mayoristas durante la cuarta semana de agosto, según los datos difundidos este lunes 29 por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Este buen dato, en especial en el caso del maíz y aunque sea de forma leve y casi testimonial, al subir sólo medio punto porcentual, llega en un momento delicado, donde en las distintas provincias productoras empieza a haber mucha preocupación por los precios y donde se augura pérdidas seguras, al no poder cubrir los costes con las retribuciones que están marcando esta campaña.

En el caso de la cebada, aunque también hay que reconocer que se trata de incrementos muy bajos y poco significativos, destaca que ya son varias las semanas que siguen experimentando subidas, que dado las bajadas generalizadas de todos los cereales es casi positivo, aunque no rentable.

Las cotizaciones medias de los cereales fueron: trigo duro, 207,33 euros/tonelada (-5,18%); maíz, 175,27 euros/tonelada (+0,30 %); trigo blando, 159,76 euros/tonelada (-1,08 %); cebada, 148,18 euros/tonelada (+0,08 %) y cebada de malta, 163,25 euros/tonelada (-0,09 %).

Desde enero de 2016, las bajadas de precios han sido las siguientes: trigo blando (-13,15%); maíz (-0,51 %); cebada (-17,16 %) y trigo duro (-18,69 %).

(Con motivo de las vacaciones, desde la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe) no se están ofreciendo los resultados de las cotizaciones en todas las lonjas de España).