El mes de agosto de este año se está caraterizando por ser un periodo algo confuso en cuanto al precio de los cereales. Aunque la tónica sigue siendo de unos precios muy bajos, en especial tras la gran cosecha que se espera, parece que los mercados no tienen claro por qué apostar. Y es si la última semana de julio se experimentaba una subida del trigo blanco y el maíz, a la siguiente, la primera de este mes, el descenso era generalizado, para dar paso a una segunda semana donde sólo la cebada lograba ponerse al alza.

Así, los precios de la cebada subieron y los del resto de los cereales bajaron en los mercados mayoristas durante la segunda semana de agosto, según los datos difundidos este martes por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

Las cotizaciones medias de los cereales fueron: trigo duro, 216,33 euros/tonelada (-0,61%); maíz, 174,31 euros/tonelada (-0,21%); trigo blando, 160,41 euros/tonelada (-0,12%); cebada, 147,76 euros/tonelada (+0,06%) y cebada de malta, 165 euros/tonelada (+0,97%).

Desde enero de 2016, las bajadas de precios han sido las siguientes: trigo blando (-12,79%); maíz (-1,06%); cebada (-17,40%) y trigo duro (-15,16%).

(Con motivo de las vacaciones, desde la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe) no se están ofreciendo los resultados de las cotizaciones en todas las lonjas de España).