La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) de Castilla-La Mancha ha entendido que es esencial crear una Interprofesional del sector de las oleaginosas y proteaginosas que evite el grave riesgo de desaparición del aceite de girasol en España donde en la actualidad la producción no alcanza ni la mitad del consumo.

Es la principal demanda que han hecho pública, en rueda de prensa este viernes 20 en Toledo, el secretario general de Asaja Castilla-La Mancha, José María Fresneda, y el vicepresidente de Asaja nacional y presidente del grupo de trabajo de oleaginosas y proteaginosas del Copa-Cogeca, Pedro Gallardo.

“Cada vez apetece menos sembrar girasol”, ha subrayado Fresneda, al detallar que “ahora mismo la producción en España es de 700.000 toneladas y la industria de transformación necesita 1.400.000 toneladas, lo cual quiere decir que tenemos que importar la mitad de lo que consumimos”.

Ha considerado que la situación “no es buena ni positiva” para los agricultores nacionales al tener que cumplir con una normativa de la Unión Europea (UE) que ha calificado de “muy exigente” y que no afecta en la misma media a los países exportadores.

En esa misma línea, Pedro Gallardo ha opinado que “no se está cuidando el sector ni se están realizando las campañas necesarias para beneficiar al productor español”, que ha provocado la pérdida de un tercio de las actuales explotaciones, que ha cifrado en 700.000 hectáreas.

ha advertido que “necesitamos poner en valor con una interprofesional lo que hacemos, que lo sepa el consumidor y tome conciencia”

Entre las diferencias de Europa con otros países productores ha reseñado “el rigor científico, la trazabilidad” que exige la UE y que no se corresponde en la norma con los países a los que España debe importar, como Ucrania, Argentina o Brasil.

Además, Gallardo ha expuesto el nivel de rendimiento del sector en España “con producciones muy bajas, de unos 1.100 kilos de media, con respecto a países como Hungría, Eslovenia o Eslovaquia, que llegan a los 3.000 kilos por hectárea, tres veces más nosotros”.

Y ha sumado a ello los precios, que “no acompañan”, además de que la crisis climática, con la alternancia de largas sequías con lluvias torrenciales, “diezman nuestra producción” y por eso que “para combatir el cambio climático necesitemos herramientas para mantener los cultivos y variedades adaptadas a lo que nos va a venir”.

El vicepresidente nacional de Asaja ha advertido que “necesitamos poner en valor lo que hacemos, que lo sepa el consumidor y tome conciencia” para detener la cada vez menor producción del cultivo. “España importaba 400.000 toneladas de aceite de palma y ahora, nueve años después, son dos millones, es decir, se ha multiplicado por cinco esa importación que tanto daño nos está haciendo”, ha argumentado.

Gallardo ha coincidido con Fresneda en que una Interprofesional serviría para agrupar a “productores, distribuidores, transformadores” y “velar por lo que piden y necesitan los consumidores”, como que el problema esencial es “la industria” a la hora de que “nos entre de todo, no se distinga nuestra producción de la de fuera”.

Fresneda y Gallardo han confirmado que se va a plantear al Ministerio que convoque una reunión entre las partes implicadas para “crear una comisión que clarifique el tema, el sector productor se organice de otra manera y buscar alternativas a más formas de cultivo, cómo utilizar las semillas, y adaptarse a la normativa medioambiental”.

“Hay que adoptar medidas para no consumir nada que no se ajuste a las normas de la UE, porque si a nosotros no nos lo autorizan y a otros sí, nos tenemos que volver rebeldes y consumir lo que se debe”, ha retado Fresneda, quien ha anunciado la puesta en marcha de una campaña de información dirigida directamente al consumidor ante la falta de una Interprofesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here