Los dos principales grupos industriales vinícolas en Castilla-La Mancha, Félix Solís y Vinartis (García-Carrión), han subido el precio de la uva blanca de la variedad Airén para la elaboración de vinos con Denominación de Origen (DO) Valdepeñas, un incremento con carácter retroactivo.

Esta modificación, la primera que se registra durante la presente campaña de vendimia, supone un incremento para el vinicultor que oscila entre el 30 y el 33 por ciento respecto al precio al que liquidaron la uva Airén la pasada campaña de vendimia.

La subida afectará a sólo a la variedad autóctona, pero en el resto de variedades no se ha modificado

La nueva cotización que figura en las tablillas de Bodegas Félix Solís en Valdepeñas (Ciudad Real) para esta variedad autóctona asciende a 0,024040 euros/kilogrado (4 de las antiguas pesetas) frente a los 0,021035 euros/kilogrado (3,50 pesetas) con que inició la campaña, según lucían las tablillas el pasado 21 de agosto.

A este precio, que supone un 33,3 por ciento respecto al del año pasado, hay que sumar una prima de 0,01202 euros por kilogramo (2 pesetas) en concepto de portes.

Por su parte, Vinartis ha fijado la nueva cotización también con carácter retroactivo en 0,025242 euros/kilogrado (4,20 pesetas), portes incluidos, lo que supone un aumento de media peseta más respecto al precio que figuraba en sus tablillas el pasado 24 de agosto, que era de 3,65 pesetas/kilogrado, lo que supone un aumento del 30 por ciento respecto al que esta bodega pagó la uva Airén el año pasado.

El precio del resto de variedades no se ha modificado, según han confirmado a Efe las dos empresas bodegueras que han justificado este aumento en «el descenso de la producción prevista y el aumento de la demanda de esta variedad de uva», que es la que actualmente se está recolectando.

Tanto Félix Solís como Vinartis han destacado la calidad y las buenas condiciones sanitarias de la uva que están recibiendo la campaña que prevén culminar a finales de septiembre o durante la primera semana de octubre.