Los importes unitarios definitivos de las ayudas asociadas para las explotaciones de vacuno de cebo correspondientes a la campaña 2018 se han fijado entre los 16,28 y los 63,91 euros/animal, en función de la zona de cría y lugar de nacimiento de los terneros, y coinciden con los provisionales.

El Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) ha publicado este jueves 23 el documento que detalla estas subvenciones que, en el caso de los terneros cebados en la misma explotación de nacimiento en la región España peninsular, alcanza un importe unitario de 31,15 euros/animal para 398.433 animales.

En el caso de los terneros cebados en la España Peninsular, pero que proceden de otra explotación, el importe por animal es de 16,28 euros para 1,59 millones de cabezas de ganado.

Este importe unitario definitivo se aplica, tanto a los pagos pendientes como a los pagos complementarios a los ya realizados con el importe unitario provisional. Por lo tanto, con este importe unitario definitivo,ya es posible proceder al pago del 100% del importe total a abonar por el citado régimen de ayuda.

En cuanto a la ayuda para los animales cebados en la misma explotación de nacimiento en la región insular, el importe unitario es de 63,91 euros, para 1.455 animales.

En el caso de los terneros cebados que proceden de otra explotación en la región insular, la ayuda alcanza los 41,02 euros/animal para 4.705 reses.

Por otro lado, también se han publicado los importes provisionales de la ayuda asociada para los ganaderos de vacuno de cebo que mantuvieron derechos especiales en 2014 y no disponen de hectáreas admisibles para la activación de derechos de pago básico. No podrán optar a esta ayuda los titulares de derechos especiales, que en 2014 también fuesen titulares de derechos normales y que hubiesen declarado en dicha campaña una superficie igual o mayor a 0,2 hectáreas.

Para esta ayuda, se ha establecido un importe por animal de 43,45 euros para 33.137 animales con derecho a pago.

1 Comentario

  1. El nivel de vida sube pero los importes de las ayudas bajan, luego quieren que la ganadería sea atractiva para que se instalen los jóvenes, los ganaderos cada año ganamos menos, si no hay rentabilidad no hay futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here