Que la almendra sigue siendo un cultivo muy rentable y una de las grandes apuestas de este país lo puede dar un solo dato: Esta campaña la producción en  Castilla-La Mancha se va a ver muy afectada por la sequía por lo que ¡sólo se incrementará un 7%!. Ni siquiera la fuerte sequía que está arrasando los cultivos en nuestro país puede con una producción que sigue creciendo insistentemente. Y eso a pesar de que los años buenos de los precios de la almendra al alza con record de cotización han pasado a mejor vida, acumulando caída tras caída y… la que se esperan.

La gran producción en California, primer productor mundial y el que marca los precios a nivel mundial, va a provocar un incremento de la importanción de almendra a un precio muy bajo, lo que volverá a tirar hacia abajo las cotizaciones en origen en España por parte de un industria que necesita más de lo que se produce a nivel nacional y que aprovecha para adquirir un producto a menor precio del español.

Esta situación está provocando que los precios de algunas variedades de la almendra hayan caído ya sobre el 20 ó el 25% desde el comienzo de año, a la espera de ver cómo afecta a corto plazo el incremento de la importación de la almendra californiana.

Con este panorama, durante la pasada semana en la lonja de Reus las bajadas han sido más importantes, van desde 15 hasta 30 céntimos, quedando las cotizaciones entre 3,00 y 7,95 euros por kilo en grano. Las avellanas,en cambio, repitieron entre 1,75 y 1,80 euros por libra para el fruto con cáscara y entre 4,40 y 4,50 euros por kilo, para el grano.

En Mercamurcia se registraron bajadas de entre 3 y 13 céntimos, oscilando las cotizaciones entre 4,72 euros de la Comuna y 8,12 euros por kilo de grano de la Marcona. En el caso de la almendra Comuna, se recoge un descenso del 19,59% en lo que va de año.

En la Lonja de Albacete, sin embargo, los cambios han sido mínimos con bajadas en todas las categorías pero muy leves.