La consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, ha instado a la sociedad extremeña a unirse y apoyar una Política Agraria Comunitaria (PAC) sin recortes presupuestarios, que aporte herramientas para luchar contra el cambio climático y contra los periodos de sequía que padecen la agricultura y la ganadería extensiva extremeña.

De esta forma se puede “encarar” el futuro con positividad, según ha declarado este miércoles 9 en Zafra, momentos antes de presidir el Consejo Agrario de Extremadura (CAEX), que se desarrolla en el Recinto de la Feria Internacional Ganadera (FIG) de Zafra, coincidiendo con la clausura del certamen.

Este encuentro con las organizaciones agrarias, organizado por la Administración regional, busca dar “transparencia y diálogo por el bien común, que no es otro que el campo extremeño”, ha precisado la consejera momentos antes de la cita, en la que, entre otros problemas, se ha tratado los periodos de sequía como el actual que afecta al campo.

Al respecto, ha recordado las medidas que está poniendo en marcha la Junta de Extremadura para tratar de paliar la falta de lluvia en las explotaciones, como destinar 5 millones de euros para resolver problemas estructurales de numerosas explotaciones que se han acogido a ayudas para adaptar charcas, bebederos o construir pozos y realizar sondeos para obtener agua.

Asimismo, se acometerán “obras de emergencia”, con un montante de 1 millón de euros, para paliar la escasez de agua también en zonas de dehesas boyales o pastos comunales de la región, según recoge la Junta de Extremadura en un comunicado de prensa.

adelanto de 19 MILLONES DEL PDR Y TUBERCULOSIS

Por otra parte, se van a adelantar 19 millones de euros en ayudas del Plan de Desarrollo Rural, para dotar así de mayor liquidez al sector agrario, ha avanzado García.

En concreto, se presupuestarán ayudas a zonas con limitaciones naturales por valor de 12 millones de euros y se destinarán otros 7 millones a la apicultura agroambiental.

Respecto a la tuberculosis bovina, el Ejecutivo extremeño ha aportado en esta reunión datos que marcan una evolución favorable, pese a los problemas que entraña la sequía para esta enfermedad, al suponer “una dificultad añadida” por la concentración de los animales domésticos y salvajes en los escasos puntos de agua y de escasa calidad sanitaria, todo “un hándicap” para combatir con más efectividad la tuberculosis.

“En el inicio de la legislatura pasada llegamos al 13 % de prevalencia en rebaños bovinos, el año pasado terminamos con una del 8,75 % y los últimos datos de la campaña en este momento son de una prevalencia del 4,62 %. Pero no paramos y seguiremos trabajando”, ha concluido la consejera.

(Foto principal: Archivo)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here