El Consejo Rector de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, encabezado por su presidente, Juan Rafael Leal, se ha desplazado hasta Bruselas para mantener a lo largo de dos días una serie de encuentros en los que ha abordado el futuro de la Política Agraria Común (PAC) y su repercusión para los agricultores y ganaderos andaluces, el impacto de las diferentes políticas comerciales a nivel internacional y las necesidades del sector agroalimentario andaluz para garantizar su sostenibilidad con una PAC fuerte.

La comitiva, en la que también han viajado el director general de la federación, Jaime Martínez-Conradi, y el presidente sectorial de Aceituna de Mesa, Gabriel Cabello, entre otros, ha transmitido sus demandas y preocupaciones a diferentes responsables de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, así como a europarlamentarios españoles. En todos los encuentros, los responsables de la federación han estado acompañados del delegado de Cooperativas Agro-alimentarias de España en Bruselas, Juan Corbalán.

Los representantes del cooperativismo andaluz han trasladado al eurodiputado del PP y miembro de la Comisión de Agricultura, Juan Ignacio Zoido, los principales problemas y las necesidades del sector agroalimentario y la necesidad de poder contar con una PAC fuerte. Además se han reunido con las eurodiputadas del PSOE, Clara Aguilera e Inmaculada Rodríguez-Piñero, a su vez miembros de la Comisión de Agricultura y de la Comisión de Comercio Internacional, respectivamente, con quienes han debatido los retos comerciales, especialmente en torno a la resolución de los aranceles estadounidenses, y han abordado la incertidumbre que envuelve al futuro marco europeo.

Tanto el eurodiputado popular como las socialistas se han comprometido con los representantes a no respaldar una PAC que no cuente con un presupuesto suficiente ni garantice la competitividad y sostenibilidad de la actividad agrícola y ganadera.

En ambas reuniones, los responsables de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía han expuesto una serie de prioridades para el sector agroalimentario andaluz.

Entre ellas, la necesidad de que la Unión Europea sea contundente a la hora de articular medidas que frenen las importaciones de países terceros, sin control de calidad ni cantidad; solventar con urgencia las dudas que genera la salida de Reino Unido de la Unión Europea; y una solución para el veto ruso, que afecta principalmente a las producciones hortofrutícolas. En este sentido, los cooperativistas también han demandado medidas que incentiven la apertura de nuevos mercados para las producciones andaluzas y defender la ganadería extensiva frente a las campañas impulsadas por el lobby animalista.

Para tener una PAC fuerte es necesario una estrategia de comunicación que amortigüe los mensajes contrarios al modelo agrícola y ganadero

Antes de reunirse con los representantes políticos, la delegación de Cooperativas Agro-alimentarias ha conocido de la mano del director financiero y el responsable de Asuntos Horizontales del COPA-COGECA, Fernando Castillo y Paulo Gouveia, respectivamente, el papel de la organización que representa los intereses de agricultores, ganaderos y cooperativas en Europa y que apuesta también por una PAC fuerte. Entre los asuntos tratados, se ha puesto el acento en la necesidad de acometer una estrategia de comunicación que amortigüe los mensajes contrarios al modelo agrícola y ganadero europeo. Por su parte, el Consejo Rector ha destacado el peso de España en la labor de defensa que está haciendo la institución en Bruselas.

Asimismo, han analizado junto la jefe de la Unidad de las Américas de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, Luis Carazo, el impacto de acuerdos bilaterales como el ZETA, que han favorecido las exportaciones hacia Canadá, y las posibilidades que ofrece Mercosur. Además, han ahondado en la problemática de la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos a causa de las ayudas a Airbus y en el escenario que se espera una vez se conozca la resolución en torno a las subvenciones que Estados Unidos también otorgó a Boeing.

Por otro lado, el presidente de Aceituna de Mesa, Gabriel Cabello, ha explicado el esfuerzo económico de más de 7 millones de euros que ha tenido que realizar el sector, sin apoyo de las administraciones competentes, para defender ante la justicia estadounidense las ayudas que otorga la Unión Europea a los productores, y que están amparadas por la Organización Mundial del Comercio; una batalla contra los aranceles antisubvención impuestos a la aceituna negra, a finales de 2017, que el sector ha ganado, en primera instancia, con recursos propios.

Más tarde han desgranado el futuro marco de la PAC con Ricard Ramon, adjunto a la dirección de la Unidad de Perspectivas Políticas de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, quien ha expuesto los pormenores de la propuesta de la Comisión Europea, la evolución del modelo de pagos y la estrategia ‘de la granja a la mesa’, en la que las cooperativas agroalimentarias desempeñarán un papel clave con la concentración de la oferta, según ha asegurado.

Los representantes del cooperativismo agroalimentario andaluz también han abordado con Cristina Lobillo, asesora de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea, los aspectos medioambientales que en la actualidad se están primando en la negociación de la PAC y que se van a materializar a través de una estrategia de sostenibilidad, con la que se pretende reducir el uso de fertilizantes, pesticidas y antibióticos, así como en el ‘Green Deal’.