Por fin este miércoles 28 se publica la orden de bases que regula las ayudas para el suministro de agua en explotaciones ganaderas de extensivo, que permitirá hasta 4.000 euros por profesional, por el momento la única de las medidas puestas en marcha de las reclamadas por ASAJA para afrontar las pérdidas que sufre el sector agroganadero de Castilla y León a consecuencia de la sequía.

A la espera de que se publique la convocatoria, ASAJA ha pedido a la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural que permita un periodo de solicitud suficientemente amplio para que todos los ganaderos interesados puedan cursar su petición, así como un presupuesto suficiente para atender todas las peticiones. En la convocatoria de 2017 se concedió la ayuda a un total de 1.695 beneficiarios.

El sector ganadero de extensivo, muy golpeado por la sequía, que ha mermado los pastos hasta el extremo de obligar a muchos animales a acortar el periodo de trashumancia en tierras altas por la falta de alimento, aguarda con impaciencia poder acceder a las ayudas de minimis destinadas a garantizar el suministro de agua.

Se trata, al menos por el momento, de la única de las medidas aceptada por la Junta de todas las reclamadas por ASAJA para afrontar las pérdidas por sequía, que son: préstamos con intereses subvencionados, un año de carencia en capital e intereses en los préstamos suscritos con motivo de la sequía de 2017, ayudas directas para situaciones especiales que comprometan la continuidad de las explotaciones, el anticipo de las ayudas de la PAC, exención de tasas al sector agroganadero, medidas fiscales vinculadas al IRPF, y condonaciones en cuotas a la Seguridad Social.

La organización profesional agraria urge a las administraciones competentes, autonómica, central y en su caso, locales, a que impulsen “con urgencia todas estas medidas, esenciales para que el sector pueda afrontar la nueva campaña de siembras, que está a la vuelta de la esquina”.

Características de las ayudas

En principio, las ayudas 2019 para el suministro de agua al ganado en explotaciones son muy similares a las que se pusieron en marcha en 2017, ya que apenas se han tenido en cuenta las mejoras que reclamaba ASAJA.

Se pueden acoger a estas ayudas los titulares de explotaciones ganaderas cuyo sistema de explotación pueda considerarse extensivo, con un censo igual o superior a 10 UGM y que estén inscritas en el Registro de Explotaciones Agrarias de Castilla y León. También los gestores de pastos comunales, que acrediten su disponibilidad, podrían solicitarlas.

Se apoyaría la adquisición de estructuras para el abastecimiento de agua, tales como balsas de almacenamiento, abrevaderos, conducciones para abastecimiento, etc.; la compra de equipos para mejora del abastecimiento de agua al ganado: cisternas o abrevaderos móviles; y también los servicios de abastecimiento de agua a las explotaciones.

El plazo de solicitud de las ayudas se prevé muy corto, apenas 3 semanas desde la publicación de la convocatoria, y para la realización de las actividades subvencionables desde esa misma fecha hasta el 30 de mayo de 2020. ASAJA ya ha pedido un mayor plazo para la presentación de solicitudes y en todo caso que se apoye también las inversiones realizadas con anterioridad, pues muchos ganaderos se han visto obligados a realizarlas ya para que su ganado sobreviviera estos meses.

El importe máximo de ayuda por beneficiario es de 4.000 euros, sin superar el 50% de la inversión subvencionable, cantidad que ASAJA considera escasa en aquellas zonas azotadas por la fuerte sequía que habrían tenido que hacer inversiones mayores.

Enfado de COAG por los retrasos en los plazos de las ayudas

Por su parte, desde COAG, se ha venido urgiendo a la Administración Autonómica la inmediata apertura del plazo de solicitudes de esta ayuda, ya que la organización agraria «no entiende la demora de la Consejería en la publicación de la convocatoria de ayudas. Si ya la convocatoria de 2017 resultó excesivamente tardía, cabe recordar que incluso entonces se pudieron solicitar las ayudas a partir de primeros de julio».

Estas ayudas, en principio, serán actividades subvencionables las estructuras de abastecimiento de agua tales como balsas, abrevaderos y sus conducciones de aporte, cisternas móviles o abrevaderos móviles y servicios de suministro a explotaciones ganaderas.

COAG ha solicitado la ampliación de las subvenciones  para dar cobertura también a pequeñas inversiones en captaciones o sondeos de menos de 7.000 mᵌ/año, incluida su equipación de bombas y sistemas de suministro energético, y que la convocatoria se abra no sólo a las explotaciones en régimen de aprovechamiento de pastos en extensivo, sino que también puedan acceder a las ayudas las explotaciones en semiextensivo.