El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil vigilará las zonas de actividad cinegética aragonesas con el fin de inspeccionar la documentación, la cartilla de vacunación y la identificación por medio de microchip de los perros de caza durante los próximos seis meses.

En caso que se detecte algún incumplimiento en esta materia los agentes procederán a interponer la correspondiente sanción administrativa que se remitirá a la autoridad competente, ha informado este viernes 21 el instituto armado en una nota de prensa.

según el Colegio Oficial de Veterinarios, el 50% de estos perros carecen de la vacuna obligatoria antirrábica

Estas actuaciones se inician tras conocerse que un gran número de estos perros carecen de la vacuna obligatoria antirrábica ante la creencia de que ésta disminuye la capacidad olfativa del animal.

PERROS DE CAZA 2El porcentaje de estos canes sin vacuna, según datos consultados del Colegio Oficial de Veterinarios de Zaragoza, podría rondar el 50% de los mismos.

La Guardia Civil ha recordado que los perros deben estar vacunados contra la rabia en cumplimiento a la Ley 11/2003 de Protección Animal de Aragón y a la Orden 6 de junio de 2006 del Departamento de Agricultura y Alimentación que regula la vacunación antirrábica obligatoria de la especie canina en esta Comunidad Autónoma.