Los precios en origen del aceite de oliva volvieron a vivir una semana anodina, en la que destacó una repetición de la cotizaciones y donde se evidencia que todo el mundo ha tirado la toalla y ya mira, con preocupación por las malas previsiones, a la próxima campaña.

Esta semana anondina se hadebido especialmente a que nos encontramos en pleno proceso vacacional, por lo que los mercados han destacado por tener muy poca actividad, con muchas fábricas cerradas, lo que ha desembocado en un mantenimiento de los precios y sólo el lampante registra un ligero recorte pagándose a 2.050 euros por tonelada, frente a los 2.070 euros de la semana anterior, según fuentes de Oleoestepa. El virgen repetió una semana más a 2.150 euros y el extra frenó su leve subida anterior y se matuvo la cotización en 2.400 euros por tonelada.

Mientras que, el sistema Poolred de la Fundación del Olivar (Poolred) registró ligeras bajadas en extra y en virgen, donde fijó un precio medio de 2.308 (2.318 euros, la semana anterior) y 2.062 euros (2.094, la anterior), respectivamente. Curiosamente, ha sido el lampante elq ue dio una pequeña sorpresa de la semana, ya que se incrementó levemente hasta alcanzar los 2.019 euros por tonelada, por los 1.989 euros de la semana anterior.

Por último cabe destacar que, según el último Informe semanal de Coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del Ministerio de Ahricultura, Pesca y Alimentación de la semana 31, que va del 29 de julio al 4 de agosto, predominaron de los descensos en las cotizaciones semanales de los aceites de oliva, con descensos en aceite lampante (-0,81%), virgen extra (-0,75%) y aceite virgen (-0,43%).

Tan sólo el aceite de oliva refinado subió un 0,23%. Los precios de los aceites de orujo crudo y refinado permanecen estables.
 El precio del aceite de girasol refinado incrementa su precio un 0,92%.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here