Quizás solo sea una coincidencia o fruto del clima de tensión que se vive en toda España por culpa de la pandemia, pero lo cierto es que la crónica de sucesos en el campo empieza a ir más allá de los accidentes con tractores. Un hombre de 70 años murió el pasado miércoles en un cortijo de El Jau (Santa Fe) después de recibir varios impactos de bala en un enfrentamiento con un grupo de cuatro individuos que se bajaron de un vehículo y entablaron un enfrentamiento con el finado. La pareja del fallecido, de 63 años, también ha resultado herida en un y se encuentra ingresada en el hospital. Así como otra persona, más joven, que podría ser familiar del fallecido.

Fuentes consultadas hablan de una discusión que comenzó sobre las 22 horas y dio lugar a un enfrentamiento verbal sin uso de armas entre un grupo de personas jóvenes y los propietarios del cortijo. Cuando parecía que todo se había calmado los ocupantes de un vehículo, parece que iban cuatro, volvieron a disparar contra los moradores del cortijo. Esto último ya ocurrió sobre las 23 horas de la pasada noche. En la refriega también fue herido de bala un joven de 27 años que podría ser familia del finado y de la herida.

La Guardia Civil de momento no ha detenido a nadie y sigue la pista de los posibles indicios recabados sobre este crimen para detener a los participantes en este tiroteo. Sí ha localizado en una calle de El Jau el coche negro en el que presuntamente llegaron y posteriormente huyeron los  asesinos, ya que según los primeros indicios se trataban de al menos cuatro personas las que irrumpieron en el cortijo. En estos momentos hay un nerviosismo palpable entre los vecinos de la localidad del Área Metropolitana.

Como se recordará, el pasado martes un hombre de 70 años de edad resultaba muerto al ser atropellado, según los primeros indicios de forma presuntamente intencionada, aunque el agresor, un sobrino del finado, asegura que fue accidental, después de una disputa por los lindes de una parcela agrícola.

(Foto: Archivo)