Los costes de producción agrícola han aumentado un 29,42% en un año, según los últimos datos del informe «Índices de Precios Pagados» que ha difundido el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), relativos al mes de febrero pasado.

Este porcentaje sube respecto a la comparativa de los meses de enero de 2022 y 2021, ya que la tasa interanual se fijaba entonces en el 25,91%.

La subida de los costes de producción agrícola hasta febrero es superior a la evolución alcista de los precios en origen percibidos por los agricultores, que han registrado una tasa de crecimiento interanual del 18,85 %.

Los insumos y servicios para la producción agrícola que más se han encarecido en un año han sido la electricidad (+160,98% respecto a febrero de 2021), los fertilizantes simples nitrogenados (+145% ) y los fertilizantes compuestos (+75,72%).

Cabe destacar que en este estudio no se contabiliza el coste del gasóleo agrícola, cuando el pasado mes de mayo ya se denunciaba que su precio estaba marcando en esos momentos  unos máximos históricos superando los 1,40 euros/litro, a pesar de que el barril de Brent en las fechas de referencia (finales de abril) había bajado hasta los 95 euros. De hecho, sus constantes subidas no sólo ha provocado ya algunas protestas, sino que este mismo jueves hay otra convocada en el centro logístico de hidrocarburos (CLH) de Santovenia de Pisuerga (Valladolid) por COAG, Asaja y UPA de Castilla y León, que denuncian que su precio ya está a 1,57 €/l.

En ganadería, el precio de los piensos se ha incrementado un 23,07%, y, en agricultura, los productos fitopatológicos han aumentado su valor un 18,14 %, mientras los de las semillas lo han hecho un 3,44%.

Los precios percibidos por los productores han subido en toda las categorías de productos menos en la de cítricos, en la que ha bajado un 28,57% de media si se comparan con los de febrero de 2021.

Los mayores repuntes interanuales se han localizado en las producciones de hortalizas (+49,29%); lana (+31,36%); frutas no cítricas (31,25%); cereales (+30,42%) y huevos (+27,71%).