El grupo de contacto franco-hispano-italiano de tomate solicitará a la Comisión Europea (CE) que se eleven los controles fitosanitarios a las importaciones marroquíes y que provocan graves desequilibrios en los mercados comunitarios.

En un comunicado, la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (Fepex), avanza que también le pedirán que se aplique la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que excluye las

fuerte diferencia entre los precios de las producciones francesas, españolas y de los Países Bajos

En la reunión del grupo del tomate, celebrada en Alicante el pasado viernes, día 16, la delegación española estaba compuesta por responsables de Fepex y sus asociados Proexport, Coexphal y Fexphal, las organizaciones Asaja, COAG y UPA, Cooperativas Agroalimentarias y la consejera agrícola de España en Francia, María José Hernández.

Sobre el desarrollo de la campaña 2017, la delegación española puso en evidencia la fuerte diferencia entre los precios de las producciones francesas, españolas y de los Países Bajos, con una horquilla muy amplia en la que España se encuentra en el nivel medio, por debajo de los de Francia y muy por encima de los de Países Bajos.

La representación francesa expuso que la campaña 2017 ha tenido unos resultados correctos y que el nivel de precios es el resultado del cambio de modelo de los últimos años, centrado en un proceso acelerado de innovación en las diferentes explotaciones, la especialización de la producción y el fomento de la preferencia por producto nacional.

Para 2018, Francia prevé mantener la misma línea que en 2017 con una ligera tendencia al alza de la producción, bajando el tomate en rama e incrementándose las especialidades, de acuerdo con lo explicado por Fepex.

Países Bajos, por otro lado, se ha orientado a maximizar sus volúmenes de producción de tomate con bajos precios.