La Federación de Caza de Castilla-La Mancha y la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y la Conservación del Medio Natural (Aproca-CLM) han negado que, a día de hoy, exista un acuerdo sobre la reforma de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha.

El presidente de Aproca CLM, Luis Fernando Villanueva, y el presidente en funciones de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, Juan de Dios García, han coincidido en afirmar que el acuerdo para tener una Ley de Caza en Castilla-La Mancha consensuada con el sector cinegético «aún está lejos».

De esta forma, han rechazado las afirmaciones realizadas por el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que hace unos días dijo que la futura ley contaba con un amplio apoyo de todos los sectores.

advierten de que falta muchos para el consenso, ya que una sola frase puede cambiar todo el sentido de la ley

Estas organizaciones han explicado en un comunicado que el último borrador que tienen data de hace más de dos meses, fruto del trabajo de más de un año de la mesa de trabajo, donde las organizaciones del sector cinegético han tenido una actitud de responsabilidad.

En cuanto al porcentaje de consenso, no han entrado a valorarlo, pues una sola frase puede cambiar todo el sentido de la ley.

Como ejemplo, en el borrador, han dicho, la modificación de un artículo de la ley que actualmente está en vigor supone un incremento de la burocracia administrativa enormemente, «cuando uno de los objetivos del actual Gobierno y al que se comprometieron era reducirla».

Tanto Aproca como la Federación de Caza han considerado que «aún queda un largo camino» para que se alcance el consenso deseado, si bien han señalado que «confían en que las últimas alegaciones presentadas por todos los representantes del sector cinegético, incluidos Atica Castilla-La Mancha y Atica Guadalajara, sean tenidas en cuenta y así se pueda llegar a contar un buen texto».

Finalmente, han indicado que este consenso se puede también alcanzar en los trámites que aún deben desarrollarse para su aprobación definitiva, incluido su paso por el Consejo Regional de Caza.