Cada vez que hay un incendio, la primera mirada acusadora suele ser hacia el sector ahgrario y a la quema de rastrosjos. Sin embargo, agricultores y ganaderos también suelen ser víctimas de las consecuncia de las llamas. Y un buen ejemplo es que el incendio forestal que afecta desde el pasado domingo a un paraje de la localidad sevillana de El Castillo de las Guardas ha arrasado la mitad de los terrenos de la ganadería de ‘Los Azores’, hierro de toros bravos que cuenta con unas 500 cabezas en la zona.

Así lo ha explicado a Efe el director comercial de la ganadería, Rafael Azor, que ha señalado que la ganadería está dividida en dos fincas, llamadas ‘Las hidalgas’ y ‘El Garzón’, de las que el fuego ha arrasado unas 350 hectáreas de sus 750, y ha señalado que a las 500 cabezas de ganado entre reses y toros se suman unas 300 de ganado porcino en las mismas fincas.

la rápida labor del equipo de la ganadería evitó que el ganado fuese diezmado, aunque dos vacas perecieron y diez fueron heridas

En esas fincas se encuentra normalmente ganado de lidia, aunque la rápida labor del equipo de la ganadería evitó que el ganado fuese diezmado, aunque dos vacas perecieron en el incendio y una decena de reses resultaron dañadas pero no corren peligro.

GANADERIA CASTILLO DE LAS GUARDAS INCENDIO GANAERIA 1Azor se ha congratulado de que el mismo domingo «se pudo poner a salvo todo, sin que el fuego afectase al ganado», aunque los daños en la finca han sido cuantiosos, al perderse una gran parte del terreno en el que pastan y viven las reses.

La ganadería fue fundada en 1941 por Juan Sánchez Rodríguez con vacas y sementales procedentes de Vicente Charroy, y en 2010 fue adquirida por la sociedad Triana Taurina S.L., manteniendo hierro, señal, divisa y ganado.

El último festejo en el que este hierro estuvo presente fue el pasado 20 de agosto en El Puerto de Santa María, en una novillada sin caballos para Jorge Alba, José Baizán, Cristóbal Reyes, Rodrigo Molina y «El Galo».